29 de abril de 2013

PASTAS DE VINO - RETO DE TIA ALIA

Este mes en el reto de Tia Alia voy a publicar la opción dulce pero no sé muy bien porqué. El mismo día hice las dos recetas....así que después del reto publicaré la opción salada (una delicia). Esta receta me ha encantado por aquello de la jícara...me imaginaba en la cocina de un pueblo de Castilla (tampoco sé porqué de Castilla y no de Extremadura, por ejemplo, que hay pueblos también preciosos y con unas cocinas estupendas) con el horno de barro donde se asan los corderos, los bollos preñados, los bizcochos, los dulces y estas pastas. La verdad es que la receta era fácil, yo sigo con el horno mal y posiblemente le sobraron 30 segundos pero, aún así,  quedaron fantásticas. Las hice pequeñitas, a excepción de unas cuantas, para picotear después de las comidas con el cafe y un licor. En esta ocasión he utilizado vino de Moscatel...a lo mejor no era el más adecuado porque es más "flojo" que un  Oporto, por ejemplo, pero al ir a echar mano de él casi no me quedaba y ya tenía todo preparado...así que de Moscatel y acompañado de una mistela....estupendo. Por jícara utilice la medida de una taza así que no hubo ningún problema.




Ingredientes: 8o ml de aceite (1 taza), 160 ml de vino de Moscatel (2 tazas) y la harina que necesite (unos 250 grs). Para adornar un poco de azúcar glas.










Preparación: En un bol grande eché el vino y el aceite y fuí echando harina y removiendo con una cuchara de madera hasta que empezó a coger consistencia que empecé a amasar con las manos.
Una vez obtenida una masa para trabajar fácilmente, la envolví en plástico de cocina y la dejé reposar un rato en la nevera.
Se precalienta el horno a 140º y se pone una lámina de papel vegetal.
Se estira con el rodillo hasta que quede fina y se empieza a cortar con cortadores o con cuchillo para darle distintas formas o simplemente con un vaso de chupito.
Las metí en el horno hasta que empecé a verlas tostaditas (como he dicho les hubieran sobrado 30 segundos...o no). Se sacan, se enfrían en cero coma, y se espolvorean con azúcar glas.


La copa para el licor es mini-mini....de la cristalería de toda la vida de mi madre y de la que quedan muy pocas piezas.


Éstas son un poco más grandes


19 comentarios:

  1. Qué buenas estaban las pastas, verdad?

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Que ricas! se ven deliciosas, ideales para acompañar un cafe calentito ahora mismo, bicos

    ResponderEliminar
  3. Hola Mar, que buena pinta tienen tus pastas!! yo también he participado con el reto dulce pero , aunque han salido bonitas, de sabor no nos han gustado nada, besos

    ResponderEliminar
  4. Te quedaron muy bien ,yo le eche azúcar a la masa y quedaron bastante bien .besinos

    ResponderEliminar
  5. yo anduve a vueltas con la jícara, pero luego me dije, y que importa? si solo es doblar cantidades, jajajaja. saludos.

    ResponderEliminar
  6. Pues después de ver esta tan buenas estoy deseando ver la opción salada, yo me decanté por esta última pero no te creas que no haré las pastas porque me llaman mucho la atención además el moscatel debe darle un toque riquisimo.
    Nieves

    ResponderEliminar
  7. Qué ricas estas pastas de vino y qué presentación tan buena.
    Acabo de hacerme tu seguidora si quieres pasate por mi blog.
    Yo me quedo por aqui
    Besitos guapa!

    ResponderEliminar
  8. Yo me decanté por el reto salado, pero no quiero quedarme sin probar estas galletas de vino.. con sencillos ingredientes y te quedaron estupendas!!! Yo tambien tengo una cristaleria de mi suegra, muy parecida a esa copita. Que monada!!! Besoss,

    ResponderEliminar
  9. Me ha gustado mucho el resultado y a pesar de que el horno no te funciona muy bien el color me parece perfecto. Seguro que estaban muy ricas.


    Besos,

    ResponderEliminar
  10. te quedaron estupendas Mar, con ese azuquita por encima que ricas, has elegido bien la receta del reto. Besos

    ResponderEliminar
  11. Parecen hojaldres de navidad !!!
    me encanta como se ven, seguro que estaban deliciosas.
    Creo que eres de las pocas a la que les ha gustado la opción dulce !!!

    Besotes

    ResponderEliminar
  12. Que monas, así tan pequeñitas el pecado es menor :D

    ResponderEliminar
  13. Me encantan! Te han quedado muy chulas! Son tentadoras... Que ricas tienen que estar! Besos

    ResponderEliminar
  14. Mar, menos mal que los vapores alcoholizados del vino de las pastas se evapora en el horno, que si no, entre las pastas y el moscatel del acompañamiento no hay quien ponga rectos y en pie a los comensales, je je je.

    Tu mente ha viajado a Castilla, aunque creo que a la tía Alia le pilla un poco desubicada. Mi familia tiene raíces castellano leonesas y puedo decirte que jamás he oído esta unidad de medida entre mi familia. Curiosamente sí otro equivalente, y que he leído como mención en alguna receta anterior: el "pocillo". Pero es normal que estos términos con raíces te lleven a una tierra con una profunda tradición gastronómica, sin menospreciar ninguna otra.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Se ven perfectas, cuida la cristalera de tu mamy es preciosa y da una rabia cuando no queda ni una pieza. Salut.

    ResponderEliminar
  16. Estas pastas tienen muy buena pinta, me he quedado con las ganas de prepararlas, tomo nota de tu receta y así me guío de las cantidades.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Hola Mar!! Pal cafelito vienen de escándalo,que ricas :)

    ResponderEliminar
  18. Hola Mar, mira lo tarde que llego a visitarte...seis días después de la publicación del reto...arggg. He tenido visita familiar instalada en casa y me ha resultado imposible. No era plan de ponerme con el ordenador a comentar a todos los participantes ¿no? Aunque ganas no me han faltado me parecía de lo menos correcto...snif.

    Has hecho las pastas tal cual aparece la receta en el libro. Mira qué obediente eres. Yo añadí una cucharada de azúcar porque me daba que la masa iba a quedar sosa y no me equivoqué. Incluso con el azúcar no me resultaron especialmente sabrosas. Ni a mi ni al resto de comensales aunque cayeron todas.

    Pero no las repetiré.

    A ver si la receta dulce de mayo es más resultona :)

    ResponderEliminar

MUCHAS GRACIAS POR ESTAR AHÍ Y POR QUEDAROS UN RATO CONMIGO