15 de enero de 2017

PORCHETTA - COCINAS DEL MUNDO - ITALY

Este mes estamos con Marga dirigiendo el reto de Cocinas del Mundo y con una propuesta, Italia-Italy, que nos hace pensar en miles de posibilidades así que en ese sentido todos relajados. Suelo ser rápida haciendo las recetas de los retos. No espero al final para enviarlo, pero esta vez con todas las fiestas ha sido difícil encontrar un momento para hacer este estupendo plato. Comido en frío y acompañado de embutidos y quesos -antipasti-, en bocadillo -con focaccia- es una locura o, simplemente, con un poco de ensalada verde.
El origen de la porchetta está en Ariccia, un pueblo de la provincia de Lazio, muy cerca de Roma, digno de ver, como muchos de los que tiene a su alrededor esa bonita ciudad. Allí comí por primera vez la porchetta y me sorprendió. He pensado que esta era una muy buena ocasión de hacerla y después de las fiestas nos viene bien algo ligerito...sí sí, con el proceso del calor se disuelven las grasas. Aquí os dejo mi receta, con los ingredientes que tenemos por aquí, con el convencimiento de que vais a animaros a hacerla:



(Voy a dar los ingredientes y cantidades que yo utilicé)
Ingredientes: 4 kg de panceta de cerdo fresca -sin huesos ni ternillas-, 1/2 hinojo muy picado incluidas las hojas, 4 cucharadas de postre (cp) de romero seco, 4 cp de tomillo seco, 7 dientes de ajo pelados, 2 cp de ajo pelado, 2 cp de harissa (pimientos picantes secos molidos que se utilizan en Marruecos para preparar la salsa harissa), 1 cp de nuez moscada molida, 1 cp de pimienta negra molida, sal y 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.
Además: cuerda de bridar y un trozo de malla -pedirlo en la carnicería-.


Preparación: Poner en un mortero el romero, el tomillo, la nuez moscada, la harissa o el pepperoncino, la pimienta, el hinojo en trocitos y los dientes de ajo pelados. Machacar hasta tener una mezcla homogénea, echar el aceite y, entonces, añadir la sal. Untar con esta mezcla la carne de la panceta. Dejar reposar 10 minutos y enrollar la pieza -a lo largo- con fuerza para que quede bien compacta. Bridar la pieza con una separación de unos 2 cm entre una vuelta y otra. Después de bridado, cubrir con una malla de carnicería para asegurar que no se deforme.
Encender el horno a 230º (arriba-abajo), cuando alcance la temperatura -este tamaño va a estar unas 3 horas en el horno- se mete la pieza y dejar una hora -dándole vuelta cada media hora durante todo el proceso-; durante la segunda hora bajar el horno a 190º ; en la tercera hora comprobar que la corteza (la piel) se está tostando adecuadamente y dejar a la misma temperatura, 190º. Si se está tostando mucho es mejor cubrir con un trozo de papel de aluminio y bajar la temperatura a 180º. Es importante que la piel quede bien tostada y crujiente.






Notas: Leí que en Italia utilizan la carne de la hembra de unas razas concretas de cerdos pero ahora mismo no recuerdo dónde lo leí. Lo encontré: Landrace, Large White, Pietrain e híbridos relacionados.
Es mejor comerlo frío (del tiempo, no nevera), de un día para otro...se corta mejor y es una delicia.
En la receta original utilizan, para 3'5 kg de panceta, 4 cucharadas soperas (cs) de semillas de hinojo, 2 cs de romero fresco picado, 2 cs de tomillo fresco picado, 4 cs de ajo molido, 2 cs de pepperoncino molido, 6 cs de aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada de café (cc) de nuez moscada molida, 1 cp de pimienta negra en grano y sal. Como siempre hay que ir jugando con las cantidades según el tamaño de la pieza de panceta.


Y ahora pasad, si no lo habéis hecho ya, a visitar a Teresa del blog Casa Tere para descubrir cual es el país de destino de nuestro próximo viaje.
Enviad los enlaces de vuestras recetas a su correo electrónico: teresaencasatere@hotmail.com

9 de enero de 2017

ENSALADA CON CAVIAR DE ACEITE DE OLIVA

Viene bien refrescar después de tantas fiestas, comidas, dulces....y ésta es una opción estupenda. Publico está ensalada, que no tiene demasiado misterio, por el "caviar" de aceite de oliva de la marca  SUPREMO. Haceos con un tarro de estas perlas de aceite de oliva porque realmente, además de tener un sabor realmente bueno, viste una simple ensalada. 



INGREDIENTES: En este caso, cantidades a demanda de escarola lisa, tomate pelado y picado, cebolleta picada, nueces peladas y perlas de aceite de oliva SUPREMO.


PREPARACIÓN: Lavar la escarola, escurrirla, secarla y trocearla. De igual modo proceder con el tomate y la cebolleta. Hacer una "cama" de escarola en el plato, añadir el tomate picado por encima de la escarola. Esparcir la cebolleta. Poner unas nueces por encima y las perlas de aceite de oliva por encima de todo el conjunto.

NOTAS:
Cada ensalada que se hace en esta casa, se personaliza. Ninguna es igual a la anterior así que esta vez puse unas cuántas tiras que tenía de pimiento asado. Una delicia.

Resultado de imagen de CAVIAR DE ACEITE DE OLIVA SUPREMO

5 de enero de 2017

ENSALADA DE HINOJO, PERA y PECORINO - COOKING THE CHEF_YOTAM OTTOLENGHI

No llegaba a esta maravillosa cita en la que Abril y Aisha nos invitan a participar y a mí me encanta hacerlo: el reto mensual de Cooking the Chef y en el que este mes nos adentramos en la cocina del Chef Yotam Ottolenghi, cocineros de los que gustan y mucho. Seguro que no me daba tiempo, pero hace un par de días me lié la manta a la cabeza y me puse a hacer esta maravillosa ensalada. Los que me conocéis sabéis que me vuelven loca y que pruebo todos los días una diferente....una maravilla. En este caso se añade una fruta que me gusta mucho, la pera, y le da un toque pero que muy especial. Adelante con ella:



Ingredientes: 3 peras medianas maduras, peladas y cortadas longitudinalmente en cuñas, 60 grs de queso pecorino, 1 bulbo grande de hinojo cortado en rodajas de 2 mm, 25 ml de zumo de limón, 10 ml de vinagre de jerez, 20 ml de aceite de oliva virgen extra, 1½ de semillas de alcaravea, tostadas y ligeramente trituradas, un puñado de hojas de rúcula, 1 cucharadita (de las de café) de jarabe de arce, 10 grs de eneldo, sal y pimienta. 




Preparación: Mezclar el zumo de limón con el vinagre en una ensaladera. Añadir el hinojo y dejar reposar durante 45 minutos, revolviendo de vez en cuando. 
Por otro lado, poner en un tazón pequeño el aceite, la alcaravea, el jarabe de arce, salpimentar. Verter sobre la ensaladera y revolver el conjunto. 
Añadir al conjunto el eneldo, la rúcula, las peras y el queso.

Resultado de imagen de yotam ottolenghi


Notas: Un par de puntualizaciones: en vez de alcaravea utilicé semillas de comino -creía que había comprado la última vez que fuí a Casa Ruiz- y tuve que utilizar un queso manchego viejo porque "se comieron en casa el pecorino que me habían traído de Roma, para picotear"....no words.
Una ensalada deliciosa, digna de ser probada así que animaos. Como veréis es sencilla y un lujo de entrante.


1 de enero de 2017

TARTA DE NATILLAS

En base a esta tarta de arroz con leche pensé en hacer una pero con natillas. Podía ser solo la base de galletas, pero recordé esta tarta de lima en las que las galletas trituradas suben un poco por las paredes del molde...ajustar cantidades y una tarta estupenda...gusta a niños y mayores y es superfácil de hacer. No lleva horno pero, eso sí, el tiempo de espera... mejor de un día para otro para que cuajen bien las natillas con la gelatina. Esta vez opté por natillas de la marca Potax pero con unas natillas caseras también quedaría espectacular y aquí tenéis mi receta para empezar el 2017:


INGREDIENTES: 120 grs mantequilla, 1 paquete de galletas María, 1 sobre de preparado para flan/natillas Potax, azúcar -la que indique el preparado-, leche -más que para flan y menos que para natillas- yo probé con 750 ml, 4 hojas de gelatina, 1 cucharada sopera rasa de canela molida para las galletas y otro poco para espolvorear antes de servir.


PREPARACIÓN: 
Moler las galletas y añadir la cucharada sopera de canela en polvo a las galletas y revolver, reservar.
Derretir la mantequilla en el microondas -vigilando para que no hierva, solo derretida-. Incorporar la mantequilla al preparado de galletas y canela para que quede una masa húmeda.
Preparar un molde desmoldable redondo de 20/22 cms de diámetro forrándole de papel vegetal y extender el preparado de galletas con mantequilla por la base y las paredes -lo que dé la mezcla-. Una vez preparado, meter en la nevera mientras preparamos las natillas para que coja cuerpo con el frío. 
Poner en un bol la gelatina en remojo de agua fría.
Preparar las natillas según las instrucciones del paquete.
Al retirar del fuego, sacar las hojas de gelatina -que ya se habrán ablandado- y añadir a las natillas.
Remover hasta que se deshagan del todo y dejar templar las natillas. 
Sacar el molde de la nevera, rellenar con las natillas con cuidado que no se rompa la "carcasa" de galletas y meterlo en la nevera hasta que quede cuajada.
A la hora de servir, espolvorear con un poco de canela en polvo por toda la superficie.


NOTAS: 
  • Moler las galletas o solo triturarlas...la textura que más te guste.
  • No hace falta que se derrita toda la mantequilla. Con el calor residual y removiendo con una cuchara se termina de derretir.
  • Lo mejor es preparar esta tarta de un día para otro o como mínimo 8 horas para asegurarse que la natilla está bien cuajada.
  • Para que me quede bien lisa la base de las galletas voy presionando con el mazo de madera de un mortero.









26 de diciembre de 2016

TIRAMISU DE TÉ MATCHA

Mi amiga Silvia me pasó esta receta y luego me regaló té matcha... ¿o fué al revés?....no me acuerdo bien. Lo que sí se, es que estaba haciendo pereza para hacerla y el otro día me dí cuenta que me quedaba poco té -qué rico está- y me puse con ello. Acostumbrados al tiramisú clásico o con frutas...., éste da una sensación rara a la primera cucharada pero, como la tónica, según vas avanzando en ello, más te gusta. Por lo menos es lo que me ha pasado a mí...me ha faltado rechupetear la fuente...bueno, no voy a exagerar. Aquí tenéis mi versión de la receta:




Ingredientes: 250 ml. de agua, 1 cucharada sopera de té matcha en polvo, 400 grs de queso mascarpone, 4 yemas de huevo, 100 grs de azúcar, 1 bolsa de bizcochos de soletilla y té matcha en polvo para espolvorear.




Preparación: Calentar en un cazo un poco el agua y tamizar sobre ella la cucharada de té matcha. Remover hasta que no queden grumos. Dejar enfriar y reservar.
En otro cazo, batir las yemas junto con el azúcar, hasta que la mezcla blanquee. Incorporar el queso mascarpone poco a poco e ir mezclando con una varilla hasta que quede una textura cremosa.
Mojar los bizcochos en el agua con matcha hasta que se reblandezcan (yo no los he dejado empapar), escurrir el sobrante y colocar los bizcochos en una fuente (yo de cristal tipo Pyrex cuadrada) y poner encima una capa de la crema de mascarpone. Haciendo capas hasta terminar con una de queso mascarpone.
Reservar en la nevera un mínimo de dos horas. Pasado este tiempo espolvorear por encima el té matcha en polvo y servir.




Notas: Yo utilicé un poco más de queso mascarpone. Por problemas de intendencia tuve que utilizar 2 huevos enteros. Me dió pereza hacer el bizcocho pero aquí tenéis mi receta y podréis comprobar el nivel de vaguería que tengo. Utilice una fuente de cristal tipo Pyrex cuadrada, me gusta ver las capas de bizcocho. De un día para otro queda más asentado todo, a mí me gusta más.


18 de diciembre de 2016

LANGOSTINOS AL HORNO_COCINAS DEL MUNDO_NAVIDAD 2016

Estamos otra vez en Navidad y otra vez en la cita festiva de Cocinas del Mundo. Marga del blog Acibechería nos ha hecho una propuesta que me ha llevado a reafirmarme en mi intención de visitar el blog de Oli "Entre Barrancos" para buscar alguna receta para celebrar la navidad familiar y porque siempre saco algo en claro de él . Aunque nuestra amiga ha dejado de publicar en el blog, nos ha dejado un montón de recetas, ideas y no solo de gastronomía, también en sus otros blogs de manualidades, pintura, decoración....en fin, un lujo a nuestro alcance y que para estas fechas también viene bien visitarlos.
Esta vez os presento la receta de "Langostinos al horno" con alguna variación mía.

En casa no gustan para nada los langostinos cocidos en Navidad. Mis hijos siempre me han dicho...que no, aunque alguna que otra vez han tenido la obligación de comerlos. Pero cocinados así, es otro cantar. Desde que los probamos pensé que servían perfectamente para una cena navideña muy familiar, eso sí, por aquello del "mojar pan" en la salsa y esas cosas. Aquí os lo cuento:



Ingredientes para 12 langostinos: los langostinos crudos grandes, 1 cucharada de sal gorda, 1 cucharada de ajos picaditos, 1 cucharada de perejil picado, 1/2 vaso (de los de vino) de zumo de limón, 1/2 vaso (ahora de los de agua) de aceite de oliva virgen extra.

La cuchara-medida es del tamaño de las de servir.


Preparación: Precalentar el horno a 180º. Disponer los langostinos en una bandeja apta para el horno, sin que queden amontonados, Echar por este orden -sin cambiarlo-: la sal, el ajo, el perejil, el zumo de limón y el aceite. 
Hornear hasta que los langostinos estén rosados y empiecen a dorarse. Cuidado con pasarse de tiempo porque quedarían muy secos.


Notas:

No importa que te pases de ingredientes, casi es una obligación pasarse, no afecta al sabor de los langostinos.... con la salsa resultante podemos hacer una arroz el día siguiente con algunos de los langostinos que habremos escondido (sic) antes de llevar a la mesa la bandeja.

También compro los langostinos crudos congelados que vienen en caja de 2 kg. Suelo tener siempre una en el congelador, eso sí de los que son naranjas, no los grises.

Otra cosa que suelo tener en el congelador son los ajos picados. En Mercadona los venden ya picados y congelados, como hay que echar muchos te evitas el trabajo. Y viene muy bien con el lío de las comidas y cenas navideñas.
Puedes acompañarlos con patatas cocidas, arroz, cous-cous... nosotros nos centramos solo en los langostinos, jajajaja, y yo en lograr que quedara salsa. Si no queda suficiente, se puede congelar, esa pequeña cantidad en cubitos para enriquecer algún plato de pescado


Pasad a ver a Marga a su blog Acibechería porque esta vez le toca elegir país con "letra" y así sabréis hacia dónde nos dirigiremos en el próximo viaje. Acordaos de enviarle los enlaces de vuestras recetas a su correo electrónico: acibecheria@gmail.com.


Y ya nada más que desearos

¡FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO 2017!

12 de diciembre de 2016

PIMIENTOS DE FRESNO DE LA VEGA (LEÓN) asados en microondas

Reconozco que no conocía estos pimientos, o no los recordaba. Todo fue una casualidad. A la vuelta de un viaje nos paramos en una gasolinera a repostar y el "gasolinero" estaba vendiendo unos pimientos a otra señora. Los tenía en cajas y en la parte trasera de su coche. Me acerqué, los ví, cogí uno....pesaba bastante para lo que parecía que iba a pesar. Eso quería decir que eran "gordos", tenían bien de carne. Me dijo: "Señora, son de Fresno", ignorante yo al oír eso, pregunté el precio: 2 € el kilo...compré 3 kilos y entraron 7 piezas...pero el espectáculo vino cuando llegué a casa, los asé y los preparé....en toda mi vida he probado unos pimientos tan deliciosos.
Ya me enteré que en Fresno de la Vega, además de estos maravillosos pimientos morrones enooormesss, cultivan otras hortalizas y verduras y, parece ser, con la misma calidad que aquellos. Hacen una Feria del Pimiento Morrón a finales de septiembre, fiesta declarada de interés turístico comarcal.
Fresno de la Vega es un municipio y localidad de España, en la provincia de León, comunidad autónoma de Castilla y León, concretamente en la ribera izquierda del río Esla.
Y aquí os cuento cómo asé los pimientos:


Ingredientes: Los pimientos y bolsas especiales de asar.



Preparación: Lavar bien los pimientos y secarlos. Introducirlos en las bolsas de plástico especiales para asar tanto en horno como en microondas. En este caso se hicieron en el microondas. Cuando aso cualquier cosa en el microondas siempre empiezo haciendo tandas de 10 minutos, compruebo en qué punto está de cocción sin abrir las bolsas, solo tocando y así voy ajustando los tiempos. 
En el momento que se apaga el microondas, se dejan reposar para que luego pueda retirarse bien la piel. Una vez limpios de piel y pipas, se extienden sobre una fuente y se aderezan con aceite, sal y vinagre.



Notas: Comerse un buen trozo de estos pimientos ha sido un placer, lo hicimos acompañando un atún en escabeche que hice el pasado mes de septiembre. En definitiva: un plato delicioso.

Las bolsas de asar las compro en Mercadona y son fantásticas.


5 de diciembre de 2016

POLLO EN PEPITORIA -COOKING THE CHEF_ HERMANOS TORRES

Desde que leí que eran los hermanos Torres nuestro siguiente objetivo para la cita de Cooking the Chef no dude en pensar en esta receta para participar en este reto.
Hacía tiempo que no hacía esta receta y es una de las que más nos gustan en casa y en Navidad se ha hecho en varias ocasiones. Hay varios días en los que se celebra, además de los días clásicos de fiesta. Todo el día celebrando, ¡qué locura, pero qué bien!
Por esto que he contado es por lo que elegí la receta pero tienen tantas tantas tantas publicadas que, de no ser por mi seguridad en ella, hubiera sido muy difícil elegir.
Estoy segura de que vamos a ver una selección muy variada de ellas y....aquí tenéis la mía:


Ingredientes: 10 o 12 muslos de pollo, 1 cebolla, 4 dientes de ajo, 10 hebras de azafrán, 20 grs de almendra cruda, 10 rebanadas finas de pan, 50 ml de vino blanco, 1 litro de calde de ave y 2 huevos.


Preparación: Lo primero es salpimentar el pollo y dorarlos en una cacerola con un poco de aceite de oliva. Se reservan. Las rebanadas se tuestan en una sartén y se reservan, también. Se dora el ajo laminado y las almendras en otra sartén con un poco de aceite de oliva. Se tuesta el azafrán un poco bien en el horno o en el calor de una sartén. Cuidado de pasarse porque amarga.
En el mismo aceite donde se han dorado los muslos, se rehoga la cebolla cortada en juliana unos minutos y se echa el vino blanco hasta que evapore. Se añade el pollo cuando el vino haya reducido.
Se hace una majada con el pan, el ajo, las almendras, el azafrán y un poco de sal. Una vez majado se añade un poco de caldo, se remueve y se incorpora a la cazuela con el pollo. Se añade el resto del caldo y se deja cocinar durante 40 minutos aproximadamente.
Mientras, cocemos los huevos. Una vez cocidos separamos yemas de claras. Se incorporan las yemas ralladas o desleídas con un poco de caldo y a mi me gusta incorporar en el último momento las claras bien picaditas. Y ya tenemos un magnífico plato para compartir con familia y/o amigos.


Notas: 
En este caso he utilizado muslos pero muchas veces lo he hecho con un pollo entero troceado no muy grande. 

Esta vez he rallado la clara por encima pero está muchísimo mejor con ella troceada muy pequeño.

Es de los platos que quedan mejor de un día para otro, así que en días de celebración viene muy bien el tener algo adelantado.

Ahora mismo no me acuerdo si he publicado mi sistema de cocer huevos, os lo digo: poner los huevos en una cazuela pequeña, cubrirlos de agua fría y cuando empiece a hervir, se retira del fuego se tapa y se deja como una media hora. Para mí es la manera perfecta pues los huevos quedan en su punto de cocción.

29 de noviembre de 2016

BONITO EN ESCABECHE

Yo como siempre publicando recetas de productos fuera de temporada, pero sabéis que mi objetivo es que queden reflejadas las recetas en el blog, al margen del mes en el que estemos. Además, uno se satura un poco viendo recetas con el mismo producto, aunque hay veces que uno no puede resistirse. Si os apetece mucho hacer esta receta tendréis que anotarlo en vuestra agenda y allá por el mes de agosto empezar a preparar las cosas para hacerla. El bonito más sabroso y que está a mejor precio es el de finales de verano, así que hay que aprovechar. Aunque con esta receta se pueden hacer otros pescados.

Tanto en aceite como en escabeche, merece la pena hacer cantidad para guardar en despensa todo el invierno. Los tarros en aceite tienen que reposar unos tres meses para que estén en su punto ideal de sabor pero este en escabeche se puede comer al momento pero a mí me gusta envasar todo y esperar un par de semanas. En principio parece muy lioso pero para nada, solo hay que organizarse y pasar una tarde entre cacharros en la cocina. El resultado es tan espectacular que merece la pena cualquier esfuerzo que penséis que os va a ocasionar. He seguido la receta de mi amiga Marga del blog Acibecheria, nadie mejor para dejarse aconsejar en una receta así:





Ingredientes: 4 ó 5 kg de bonito, ajos, perejil, laurel, sal y la misma cantidad de aceite que de vinagre blanco.


Preparación: Cocer el bonito, en rodajas del tamaño de la altura de los tarros en los que se vaya a envasar, en abundante agua con sal durante unos 15-20 minutos. Retirar del fuego, dejar enfriar un poco el agua. Sacar, escurrir y retirar la piel, las espinas y cualquier trozo oscuro. Tienen que quedar los trozos enteros por cuartos y muy limpios. Poner otra vez en la cazuela vacía y añadir el perejil, los dientes de ajo, el laurel, el aceite y el vinagre. Como dice Marga, el pescado debe quedar cubierto, así que vamos calculando el aceite y el vinagre por vasos que vamos añadiendo a la cazuela hasta que quede el bonito cubierto. Poner a cocer unos 10 minutos. Ahora se le puede echar un poco más de sal gorda, si quieres pero creo que no le hace falta. Cuando pasen el tiempo indicado se retira del fuego, se deja enfriar y puedes dejar un poco para el mismo día y el resto envasarlo tal y como hacemos con cualquier conserva:


Si queremos hacer conserva, envasar al vacío, lo primero que haremos será esterilizar frascos de cristal y sus tapas dejándolos hervir en una cazuela con agua mientras hacemos el bonito.
En el momento de envasarlo, se dispone un trapo de cocina limpio extendido en la encimera, los tarros ya han estado cociendo en otra cazuela. Se sacan las tapas, se dejan escurrir y se pasa un algodón impregnado de alcohol por el interior de ellas. Se van rellenando los tarros dejando las partes más "bonitas" en la parte exterior. Se rellena con el líquido del escabeche hasta arriba del todo, se cierra con una tapa y se pone boca abajo para comprobar que no hay escapes del cierre. Preparados todos los metemos en una cazuela cubiertos de agua unos dos cms por encima de la tapa, envueltos en un trapo para que no choquen. Cocer una hora y media y dejar en el agua hasta que se enfríe.
Una vez templados sacar los tarros y dejar unas 24 horas boca abajo, luego etiquetar poniendo su fecha de envasado y guardar en la despensa, si resistes. Ya sabes que se pueden comer desde el primer día.


Notas: Y seguramente os preguntaréis la diferencia entre el bonito y el atún. Son de la misma familia pero diferentes. Hay bonito del norte, también llamado atún blanco -la carne es blanca-, de no más de 60 kgs y con una aleta dorsal grande; el atún rojo de un tamaño que puede llegar a los 450 kgs, carne roja como la de ternera y con una aleta dorsal más pequeña; el bonito del mediterráneo que es más pequeño y, además, no es familia de los otros. 
Esto es solo una pincelada, pero seguro que viene bien saberlo.
Me acabo de dar cuenta de que no he hecho ninguna foto del bonito en plato....lo haré, lo prometo.

24 de noviembre de 2016

EMULSION DE CEBOLLINO

Para recordar esta emulsión os remito a la receta de los fideos encurtidos que hice del Chef Eneko Atxa en el reto de Cooking the Chef. No dejéis de hacerla, es un éxito asegurado.


Me fascina el color.....

20 de noviembre de 2016

COCINAS DEL MUNDO - LUXEMBURGO BOU'NESCHLUPP

Como decía, parece que me persiguen las letras imposibles para elegir países pero creo que he solventado bien lo de la "X". Ésta es una receta sencilla, de las que vemos y no nos importa ponernos manos a la obra. En este caso ha sido una sopa de verduras....y más. Estaba deliciosa y estoy segura de que la voy a hacer a menudo. La cocina en Luxemburgo es muy variada y sencilla. Inspirada en las tradiciones alemanas, belgas y de la región francesa de Lorena, también podemos encontrar algún plato de inspiración italiana, el “Pastaschutta”, spaghetti boloñesa pero hechos a la luxemburguesa. Otro plato famoso es el tierteg, un puré de patatas con chucrut que es delicioso. En Luxemburgo dicen que si no hay patatas, no es comida. Y para acompañar estos platos no hay nada como un vino de la zona. Hay muchos y buenos. A mí me tiene enamorada el vino de uva riesling, pero tenemos el vino de uva auxerrois, el de uva elbling, el de uva pinot gris y el de uva pinot blanco...ya es cuestión de gustos. No me extiendo más porque después de vuestras pesquisas todo ésto lo sabréis de sobra y voy a contaros cómo hice esta receta, que seguro que muchos váis a hacer porque con este fresco es de lo que más apetece, la sopa bou'neschlupp o Green Bean Soup:


Ingredientes: 1/2 kilo de judías verdes redondas (utilicé una lata de judias verdes cocidas), 1 patata grande cortada a dados, 1 cebolla dulce o cebolleta mediana tirando a grande cortadas en dados, agua para cubrir, 4 lonchas de bacon, 1 brick de nata líquida para cocinar o vegetal, salchichas mettwurscht (opcional), sal y pimienta.



Preparación: Echar la cebolla y la patatas, previamente cortadas a dados, en una cazuela. Poner a cocer cubiertas de agua. Cuando empiecen a estar tiernas las patatas echar las judías verdes (si hubieran sido frescas tendríamos que haberlas echado a cocer con la cebolla y las patatas). Sólo se le dan un hervor y se le echa el bacon en trocitos que se habrá estado haciendo en una sartén mientras que cocía el conjunto. Seguidamente se vierte la nata, se da una vuelta. Y, si queremos, se echarían las salchichas troceadas que se habrán estado haciendo a la par que el bacon. Se rectifica de sal y pimienta.


Notas: Y ya tenemos un plato fantástico para estos fríos otoñales. 

Espero que os haya gustado esta receta. No dudéis en hacerla, es rápida y nada complicada y el resultado espectacular. 

No encontré salchichas mettwurscht y utilicé otras salchichas alemanas que son bastante especiadas pero seguro que con el sabor ahumado de las mettwurscht debe ser, también, deliciosa.


                                                                                              
PARTICIPANTES:





Como siempre ha sido un placer estar aquí con todos vosotros. Y, ahora, pasaos a ver el blog de Marga Acibechería para ver qué sorpresa nos tiene preparada. En cualquier caso lo vamos a pasar genial. Acordaos de enviarle los enlaces de vuestras recetas antes del día 17, puesto que el 18 de diciembre a las 09'00h es el día y la hora de publicación, a su correo electrónico: 


acibecheria@gmail.com