7 de agosto de 2016

ROSCÓN DE REYES 2.0 - EL DEFINITIVO

No voy a decir nada de esta receta, lo único que es una receta de paciencia, de ninguna prisa y de mucho amor que se puede hacer también en verano.....¿quién no le apetece desayunar un trozo de roscón en pleno mes de agosto?, total es un ratito de horno... os lo recuerdo para que vayáis haciendo pruebas que en nada estamos con la pandereta. Aquí os dejo la receta definitiva:


Ingredientes para el prefermento o madre de levadura: 90 grs de harina, 50 ml de leche, 2 grs de levadura fresca.

Ingredientes para la infusión: la leche de la masa principal (120 ml), la piel de 1/2 limón y de 1/2 naranja, 1/2 palo de canela, 20 ml de ron, 2 cucharadas soperas de agua de azahar (depende de lo que guste el sabor).



Ingredientes para la masa principal: El prefermento, 340 grs de harina de fuerza, 120 grs de leche entera (se utiliza para la infusión que, como evapora, se completa esta cantidad con el ron y el agua de azahar y que si aún faltara se completaría con agua), 2 huevos S (= a la cantidad de 110 grs), 100 grs de azúcar, 15 grs de levadura fresca, 5 grs de sal, 60 grs de mantequilla pomada, la ralladura de un limón.


Ingredientes para la decoración: 1 huevo para pintar, azúcar perlado o azúcar humedecida con unas gotas de azahar, almendras laminadas, fruta confitada o guindas en almíbar.


Preparación:
El primer día por la noche se preparan la masa de levadura y la infusión.
Para la masa de levadura o prefermento se mezcla la levadura en la leche ligeramente templada. Se incorpora la harina y se amasa un par de minutos hasta hacer una bola. Se mete en una tartera, se cierra con la tapa y se mete en la nevera. La dejamos un día entero. Yo la he dejado a veces más y no pasa nada... siempre que esté en la nevera.
Para la infusión se hierve la leche con la canela, las pieles del limón y la naranja unos cinco minutos y a fuego lento. Se deja infusionando toda la noche. Se mete en la nevera cuando enfríe.

El segundo día por la tarde-noche se saca la masa de levadura y se deja un rato para que atemperes. Se mezclan todos los ingredientes de la masa principal menos la mantequilla y la leche -que ya habremos medido la cantidad necesaria añadiendo el ron y el agua de azahar- se va incorporando poco a poco mientras se va mezclando todo, añadimos la ralladura de limón (también sirve la de naranja). Cuando lo tengamos mezclado lo dejamos reposar unos 10 minutos.
Ahora entra en juego mi último descubrimiento que es el programa de masado de pizza (15 minutos) de mi panificadora de LIDL. Hago tres amasados con su correspondiente reposo. En el segundo incorporo la mantequilla.
Si no, se amasa unos 5 minutos y se va volteando. Se incorpora la mantequilla en cuadraditos. Se va mezclando todo, apretando y arrastrando la masa entre los dedos hasta que consigamos que se incorpore. En este paso se tarda bastante porque la mantequilla tarda en incorporarse a la masa así que tranquilidad. Se deja reposar unos 4 minutos y se amasa, otra vez, hasta que esté lisa y brillante. Se pueden hacer amasados cortos y reposos. Es importante el amasado.
Se deja la masa en un bol bien tapada y se mete en la nevera.

El tercer día -si lo queremos para ese día por la tarde lo sacamos por la mañana, si lo queremos para el día siguiente lo sacamos por la tarde-noche- se saca el bol de la nevera y se deja que atempere un poco. Se pasa la masa a la encimera y se desgasa. Se hace una bola y se deja reposar para que relaje durante 15 minutos más o menos para que no se desgarre cuando vayamos a dar forma al roscón con la masa.
Para darle forma te pones un poco de harina en las manos y con dos dedos se pincha en el centro de la bola hasta que se toque la mesa. Entonces se va estirando la masa, levantándola y girándola sobre sí misma, de forma suave y homogénea para que quede el mismo grosor por todos los sitios. Cuando tenga la forma y el tamaño que quieras la pones encima de un papel vegetal en una fuente de horno. Si está la masa muy tensa, se deja descansar un poco y se vuelve a estirar.
Cuando ya esté estirada se mete la "sorpresa" y el "haba" por debajo. Se pincela con huevo batido y se deja reposar hasta que doble el volumen, bien en la nevera para el día siguiente o a temperatura ambiente para consumir en el día.

Cuando doble el volumen o el cuarto día -según hayamos decidido- cuando lo saques de la nevera que habrá doblado el volumen ya, se vuelve a pincelar y se decora con lo que más guste -naranjas confitadas, almendras, azúcar perlado, guindas...etc...
Se precalienta el horno a 190º arriba-abajo durante 25-30 minutos. Hay que vigilar por si con menos tiempo es suficiente.


Notas:
  • Yo intento organizarme para dejar el roscón en la nevera con el segundo levado y tenerlo listo por la mañana para el desayuno..., para la mañana de Reyes empiezo el 3 de enero por la noche con la masa de levadura y la infusión; el 4 de enero por la tarde con el amasado, el 5 de enero por la tarde formo el roscón y lo meto en la nevera para que haga el segundo levado por la noche y el 6 de enero con el horneado, sacándolo antes para que tome la temperatura ambiente. Es decir, que juego con los tiempos acortando o alargando según lo necesite.
  • Importante tener termómetro de horno para asegurarse de la temperatura real de tu horno.
  • Pero lo realmente más importante es tener una silla y un café o chocolate caliente para las esperas.

8 comentarios:

  1. Hola Mar. Cuando me ha llegado email y he leído Roscón, me he dicho que no era posible, ja, ja, pero veo que te encanta y a las fotos me remites, porque tiene una pinta espectacular. Por eso, me lo llevo a guardarlo por si las moscas.
    Besos y gracias por pasarte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guárdalo a buen recaudo Marisa que seguro que te viene bien. Besitos.

      Eliminar
  2. Vaya par de co.... que tienes amiga. Hacer un Roscón de Reyes en agosto y con las temperaturas de este año, tiene tela marinera.
    Me voy a guardar tú receta y modo de hacerlo, que aunque no lo parezca en nada estamos en navidades.

    Buen verano guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, buen "lo que nos queda de verano" también para tí. Muacsssss

      Eliminar
  3. Mucho tiempo sin pasarme por aquí. Tengo tu enlace en mi blog, pero no se porque no cambian tus entradas, hoy dando un repaso he visto que continuas publicando.
    He disfrutado de tus recetas y este roscón (que no importa cuando se haga durante el año), estará muy bueno y apetecible, la pinta es espectacular.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concha.....es que tendría que dar un repaso al blog. Hay varias cosas que creo que no funcionan bien pero....nunca encuentro el momento de ponerme con ello..... Un beso muy fuerte.

      Eliminar
  4. Que bueno, me encanta pero yo pienso igual no se me ocurriría hacerlo en agosto, aunque es lo mismo con lo bueno que está y solo lo comemos por Reyes!!
    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, solo se hac en Reyes, pero suizos sí que hacemos durante todo el año.....es que ¡cómo somos! Jijiji bss

      Eliminar

MUCHAS GRACIAS POR ESTAR AHÍ Y POR QUEDAROS UN RATO CONMIGO