9 de junio de 2012

BROWN VELVET LAYER CAKE

Esta receta tendría que ir a la sección de "fiascos"...no localizar el colorante, bueno sí he utilizado el del Dr. Oetker pero no sé si eché poco o es que el cacao tuvo mucho poder para modificar el color -de ahí que le llame "brown" y no "red"; pero se ha salvado porque al final el sabor era muy bueno. Con buenos ingredientes y sin problemas de cocción puede salvarse de la quema. El bizcocho no ha quedado excesivamente dulce así que ha quedado estupendo para merendar, por ejemplo. Os cuento:



Ingredientes: 250 ml aceite de girasol, 250 ml buttermilk, 350 grs de harina, 260 grs. de azúcar, 20 grs. de cacao puro, 1 cucharadita de bicarbonato, 1 cucharadita o 1 1/2 de colorante rojo en pasta, 1 cucharadita de vainilla, 2 huevos grandes.
Para el topping y relleno: 300 grs de azúcar glas, 150 grs de queso tipo philadelphia, 60 grs mantequilla pomada.


Preparación: Mezclar por un lado los huevos, el colorante, el buttermilk, el aceite y la vainilla.
Por otro mezclar la harina, el bicarbonato, el azúcar y el cacao.
Verter los ingredientes húmedos sobre los secos poco a poco. Una vez incorporado todo, se vierte en un molde engrasado con un poco de mantequilla o margarina y se hornea a 180º unos 35/40 minutos. Sigo diciendo que tengo problemas con el horno.... Luego se desmolda y se deja enfriar sobre una rejilla.
Para rellenar y cubrir la tarta se baten todos los ingredientes juntos durante unos minutos. Se mete en la nevera un rato para que tome cuerpo.
Una vez frío el bizcocho se corta por la mitad y se rellena con una capa generosa de la crema resultante. Y con el resto se cubre la tarta. A mi no me quedó la mezcla muy consistente, posiblemente no lo deje reposar en la nevera el tiempo suficiente.


Como siempre las fotos no están muy allá pero es que en casa se tiraron a la tarta/bizcocho como pirañas....bss



15 comentarios:

  1. Aunque no sea "Red" te ha quedado muy bien, tiene que estar muy bueno y se ve super esponjoso. Un beso guapa y buen finde :)

    ResponderEliminar
  2. UMMMMMM PUES DE TODAS MANERAS ME LLEVO UN TROCITO PQ ME HA ENCANTADOOOOO

    ResponderEliminar
  3. qué rico, venga yo pongo el cafetín y tú el bizcochito.

    Un besote

    ResponderEliminar
  4. oye pues yo creo que al final te ha quedado delicioso y yo me comería una buen pedazo para desayunar ahora mismo¡¡
    besitos guapa,
    ANi.

    ResponderEliminar
  5. Y que más de el color que tenga, el caso que esté buena, además puede que sin quererlo hayas inventado una nueva tarta, me gusta esto de brown jeje. Besitos

    ResponderEliminar
  6. Creo que el colorante y el cacao tiene mucho que ver, yo intenté hacer unos red velvet cupcakes y quedaron purple-black así que con el nombre de dark! jajaja spanglish total! la pinta buenísima aunque no sea red.

    besitos

    ResponderEliminar
  7. Hola Mar:
    Pues que da un poco lo mismo si es red o brown si el bizcochito está bueno, verdad? Anda que no he tenido fiascos con algunos bizcochos (y demases...jejejejje) pero si al final se pueden comer, todo bien. Lo triste es cuando se va directamente al cubo d ela basura, ahí si que me muero de pena.
    Nunca he hecho red velvet y hace días que estoy por lanzarme a ello. A ver que tal salen. (tomaré en cuenta lo que te ha pasado)
    Un abrazo y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  8. Pues para ser marrón en vez de rojo, no importa lo importante es que se pueda comer y por lo que cuentas que se tiraron directamente a la tarta, es señal que estaba buenísima, yo me quedaría con un trozo si me invitas pero creo que después del éxito ya no quedaría nada, y las fotos creo que todos estamos igual, para que me salga una foto en condiciones tengo que tirar 20, bueno nos hará falta unas clases, pero para cuando haya tiempo, besos

    ResponderEliminar
  9. Oye, a mí lo del color me da exactamente igual. Ese corte que tiene el pastel me dice que tiene que estar muy rico, así que haz otro y nos lo zampamos un día con un buen café, descafeinado vaya. Besinos Mar.

    ResponderEliminar
  10. Si al final estaba bueno es lo que importa. El corte se ve muy bien. Besitos

    ResponderEliminar
  11. Pues, a mi tampoco me importa el color, lo importante es el sabor, los colorantes en gel suelen dar más color que los líquidos.
    besos,

    ResponderEliminar
  12. Pues el corte tiene una pinta espectacular, se ve delicioso y si lo estaba es lo que importa realmente.
    Besetes.

    ResponderEliminar
  13. Delicioso si que me tomaba una porción ahora, se ve esponjoso y jugoso, besos

    ResponderEliminar
  14. Mar, mira, mi horno `bueno´está también un poco viejo, tiene un montón de años y me hace alguna que otra puñeta. Compré el horno que venden en ocasiones en Lidl, uno que tiene aire y no veas cómo va. Los dulces que vengo publicando desde hace unos tres meses, están preparados en él. Te lo digo por que cuesta alrededor de 50 euros, algo menos, pero es que no me acuerdo cuánto fue exactamente. No es por hacer publicidad, ya ves que no tengo en el blog, pero las cosas que son buenas hay que compartirlas y te aseguro que es estupendo. Bueno, vaya rollo que te metí! Besinos amiga.

    ResponderEliminar
  15. Hola Mar!
    A todas nos ha pasado alguna vez. Si yo te contara...
    Seguro que estaba muy rico y que no sobró ni una miguita! La imagen no lo es todo... jejeje!
    Si te sirve, yo el Red Velvet lo hago con colorante rojo en polvo y añado una cucharada de vinagre para fijar el color.
    Bss
    Nuria
    lacremedelacreme-ndl.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

MUCHAS GRACIAS POR ESTAR AHÍ Y POR QUEDAROS UN RATO CONMIGO