30 de agosto de 2013

SOPA DE MELÓN CON JAMÓN

Todavía sigue haciendo calor suficiente como para continuar con nuestros gazpachos, sopas y cremas frías. Esta vez he preparado esta sopa de melón que más fácil no puede ser. Va a haber más fotos que líneas escritas en la receta.


Ingredientes: Melón, virutillas de jamón ibérico o del que tengáis pero bien picadito y un chorretón de aceite.


Preparación: Se saca la carne del melón retirando las pepitas y se bate unos 2-3 minutos. Se echa el aceite y se bate un poco más para incorporar. Dependiendo de lo salado del jamón, se echa un poquito de sal o no. Se mete en la nevera a enfríar y listo para servir en una copa vistosa.


Esta vez utilicé medio melón no muy grande y rellené 6 copas.


5 comentarios:

  1. Buenas tardes Mar. Que fácil, sana y deliciosa sopa de melón que has preparado. Tiene que estar de lujo con ese jamón y el chorrito de aceite. La presentación en esas copitas que has utilizado es buenísima.
    Espero que hayas pasado unas muy buenas vacaciones.
    Perdón por no haber dejado ningún comentario estos días, pero he estado unos días de vacaciones y me ha sido imposible. Solo tenía tiempo para pasarme por los blogs amigos, pero sin dejar ningún comentario. Espero que en un par de días todo vuelva a la normalidad.
    Un beso Paco

    ResponderEliminar
  2. Yo el melón con jamón sólo lo he comido en la forma tradiciona, pero nunca en sopa fría... interesante! :)
    besos

    ResponderEliminar
  3. Qué buenísima es esa combinación. Refrescante, y deliciosa.
    Un besote grande.

    ResponderEliminar
  4. Y si le echar un poquito de hierbabuena verás que bueno está.
    Gracias por tus comentarios, y por pasarte por mis blogs.
    A ver si nos vemos pronto.
    besosssssss

    ResponderEliminar
  5. Mar, que bueno, este año me he quedado sin hacerla, es que estaba un poco vaga en la cocina, pero como todavía estoy a tiempo, cualquier día la hago, a ver si nos vemos y nos tomamos un cafecito, besos
    Sofía

    ResponderEliminar

MUCHAS GRACIAS POR ESTAR AHÍ Y POR QUEDAROS UN RATO CONMIGO