21 de septiembre de 2014

CORDERO A LA MIEL (العسل-) COCINAS DEL MUNDO: EGIPTO

Otra cita con "Las Cocinas del Mundo", importante ella pues se ha iniciado el "curso escolar" y ya hemos dejado el verano atrás....ainsss, qué poco dura. 
Este mes soy la anfitriona y elegí este país  por un sorteo como ya os comenté en la última cita. Había varios países cuya letra inicial es "E" y me fascinaban por su gastronomía, así que lo elegí a sorteo de "papelillos" y le tocó a este maravilloso y milenario país.  
Cayó hace no mucho tiempo uno libro en mis manos sobre la gastronomía en el antiguo Egipto así que lo busqué en el "maremagnum" que tengo de libros de cocina y me lancé de lleno a él -en su día dejé aparcada su lectura- y me he empapado de historia. Lo compré porque me pareció un enfoque fantástico para hablar de la gastronomía. Y dando una vuelta por ella se da uno cuenta de lo variada que es y de las diferentes técnicas de elaboración, conservación y almacenaje que ya tenían entonces. Con asiduidad, utilizaban vegetales y frutas en sus recetas. En la dieta egipcia no faltaban las carnes y los pescados y, también, las hierbas frescas  que dan un sabor muy característico a sus platos así como la leche. 


Los antiguos egipcios sabían que sin agua casi nada era posible y la inundación anual después de la época de calor era un momento de satisfacción. El objetivo en el Antiguo Egipto era abastecerse, cuando se podía, para todo el año y almacenaban y envasaban cualquier tipo de alimento con la técnica que correspondiese.
Para ellos el año se dividía no por las estaciones del año (verano, otoño,...) si no por la estación de la inundación (akhit de junio a septiembre); estación de la vegetación (peret de octubre a enero) y estación de la cosecha (shemu de febrero a mayo). Después de las inundaciones, el río Nilo dejaba una tierra fértil y fácil de trabajar.
 Aún no teniendo recetas, propiamente dichas, de la época, se dispone de muchos textos -religiosos, relatos, albaranes de entrega...- y pinturas en los que figuran los alimentos que se utilizaban y de qué forma. También en los restos de las ofrendas alimenticias encontradas en las tumbas se sabe qué y la forma en que comían los alimentos. 
Se cree que fueron los creadores del foei-gras; en una tumba del año 2300 a.c. se encontraron con la escena de unos esclavos cebando a unas ocas con higos y unas bolitas  que posiblemente eran cereales.
Se puede asegurar que tenían muchas técnicas para hacer pan: elaboraban cerveza; el uso de la leche estaba generalizado y hacían quesos; la carne de los animales que criaban la conservaban de múltiples formas como el secado, prensado, salado, ahumado. También consumían huevos de las aves que criaban y el pescado era algo habitual en su dieta.
Como sabéis era una civilización muy avanzada en muchos aspectos y no podía ser menos en la gastronomía a la que daban mucha importancia los faraones. Aquí os dejo mi receta. Un plato contundente con una mezcla de sabores excepcional.
 

Ingredientes: Una pierna de cordero deshuesada y cortada en trozos de unos cuatro centímetros, 2 cebollas, 1 cabeza de ajos, 6 cucharadas de miel -tamaño postre-, 1 litro de calde de carne, 1 rama de romero fresco, 1/2 litro de cerveza, comino, sal y aceite de oliva.



Preparación: Se pone a macerar el cordero troceado con el ajo machacado en el mortero, un poco de sal y aceite. Se tapa con un paño y se deja reposar una hora.
Se cubre la base de una olla con aceite. Se calienta y se añade el cordero. Se dora bien por los dos lados y se añaden las cebollas, el romero, el comino, la sal y la pimienta. Se remueve con una cuchara de madera y se incorpora el caldo y la cerveza. Se cuece todo junto hasta que el cordero esté blando. Ésto llevará como mínimo una hora y media, aunque dependerá del tipo de cordero. Cuando esté listo, se añade la miel y se remueve para ligar la salsa. Se deja reposar antes de servir. 
Es importante comprar el cordero en un establecimiento de confianza, éste lo compré en la carnicería de un pequeño pueblo que hay cerca de Madrid, Nuevo Baztán, donde el producto es de mucha calidad.


Y ya que estamos se puede aprovechar a comer este plato con pan árabe o de pita o pan de aire...




Y para finalizar, os presento los enlaces de las recetas egipcias que me han enviado mis compañeros de viaje para que os déis un paseo por ese maravilloso país:



EL CAJÓN DESASTRE DE MAGGIE


ROSSGASTRONÓMICA


ACIBECHERIA








Y os dejo este fantástico enlace de José Manuel Mójica Legarre, del blog de la revista La Alcazaba, que nos habla de la gastronomía en el Antiguo Egipto y aclara cualquier duda que podamos tener sobre el tema.

Quisiera daros las gracias a tod@s por acompañarme en este viaje y hacerme pasar unos estupendos momentos leyendo vuestros correos y recetas.
Cada mes, enviad los enlaces de vuestras
recetas al correo del blog anfitrión.

El próximo mes de octubre: Acibechería

Visitad la entrada de Marga en su blog Acibechería donde
 encontraréis hacía donde vamos a dirigirnos el próximo mes.









15 comentarios:

  1. Me ha encantado ese viajecito a Egipto y por lo que he visto hemos elegido tod@s cosas diferentes. No soy muy de cordero pero no dudo que esa receta tiene que estar de lo más rica. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Menuda recetazaaaa, conmigo acertaste de pleno, me encanta el cordero y con ese toque agridulce que le diste, mmmmmm!!! de diez sobre diez ;-) enhorabuena se delicioso!!! nos vemos... ya sabes donde? en Francia, jajajajjaja!!! un besazooo!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Mar!! Ese libro tuyo debe de ser una maravilla, parece muy interesante, y la receta escogida tiene muy buena pinta, y un verdadero manjar.

    Por cierto no se porque no te ha llegado mi email con el enlace del mi entrada, te lo dejo aquí:

    http://rebelionentucocina.blogspot.com.es/2014/09/qatayef-cocinas-del-mundo-egipto.html

    Nos vemos en el siguiente destino voy ahora a descubrirlo. Un beso

    Rebelión en tu cocina

    ResponderEliminar
  4. Eran sabios estos egipcios hasta en los fogones, no hay más que ver elaboraciones como esta que supongo... sería de mesa de faraones ;)

    Besos mil

    ResponderEliminar
  5. Seguro que está muy rico ,la miel le aporta ese toque dulce que me gusta.
    Al final se me hizo tarde y no te pude mandar el enlace a tiempo ,lo siento ,a la publicación si que he llegado y ahí esta mi postre muy dulce.besinos

    ResponderEliminar
  6. Vaya tela Mar! . Qué receta más sencilla de hacer! Tiene una pinta estupenda, me va a gustar, seguro. No tardaré mucho en hacerla. Tiene que estar muy rica. Gracias por compartirla

    Un besico!

    ResponderEliminar
  7. ¡Buenas! ¡Menuda pintaza tiene ese cordero, con el romerito y la miel! Lo voy a preparar =)

    Mi enlance no funciona =( He tenido varios problemas. Lo programé para que se publicara esta mañana porque tenía guardia y no se ha publicado; lo he tenido que hacer ahora manualmente. ¿Puedes cambiar el enlace? El correcto es este:

    http://berguaricoysano.blogspot.com/2014/09/kunafa-dulce-egipcio.html

    ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  8. El cordero tiene que estar muy rico y la sal sita tiene una pinta increíble, perfecta para tener una barra de pan al lado.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Mar! Muy buena entrada, con mucha información... la historia de antiguo
    Egipto es fascinante. La receta excelente, ideal para acompañar con mi pan, del que por cierto te mandé el enlace el viernes, pero se ve que no te llegó. Yo en este momento estoy en Portugal y me resulta complicado ver que pasó, solo quiero que sepas que tenéis otra compañera de viaje.
    Un bico

    ResponderEliminar
  10. Hola! Te mandé el enlace el pasado viernes, pero no aparezco en la entrada :(. ¿No te llegó? Muchas gracias!!
    Un saludo!!
    Nauzet

    ResponderEliminar
  11. Una receta mas que wenisma !!!!!!! jijiji Cada vez que hacemos algo tendríamos que congelar para luego dar a probar ....tendriamos la comida de las quedadas resuelta !!!!!
    Besitos viajeros

    ResponderEliminar
  12. Mar, que buena pinta tiene tu receta! Me la anoto porque tiene que estar de chuparse los dedos! Un besito y hasta el proximo!

    ResponderEliminar
  13. Vaya guiso bueno te has cocinado, una suerte la tuya tener un libro de gastronomía lleno de historia, ha sido un placer viajar a Egipto contigo ;)
    Un abrazo.
    mirecetario.es

    ResponderEliminar
  14. ¡Menuda lección de gastronomía y cultura egipcia, Mar! Muy completo el post, al igual que el plato que me parece riquísimo.

    Bss y hasta Francia

    Elena

    ResponderEliminar
  15. Adoro los guisos de cordero con toques dulces, tiene una pinta fabulosa Mar.
    Has sido una anfitriona estupenda ¿es una experiencia verdad? jijii...
    Nos vemos en Francia ;-)
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar

MUCHAS GRACIAS POR ESTAR AHÍ Y POR QUEDAROS UN RATO CONMIGO