21 de noviembre de 2015

BAHN MI - PAN VIETNAMITA

Una vez más, estamos por aquí disfrutando de nuestra cita mensual de Bake the World. Esta vez Virginia y Clara nos han propuesto un pan vietnamita: el Bánh Mì. Parece que nos pilla un poco lejos, geográficamente hablando, pero es un pan aparecido durante el protectorado francés en Vietnam, así que es un tipo de pan al que estamos, más o menos, acostumbrados. Tiene una miga espectacular y para hacer bocadillos es de lo mejor.  Siempre que hago un nuevo pan del reto creo que me gusta más que el anterior y no es así. Todos son muy buenos, lo que pasa es que cada mes me sorprendo que con casi los mismo ingredientes salgan panes tan diferentes. Éste, es el tipo de pan que puedes encontrar en cualquier puesto de Hanói y de toda la geografía vietnamita.
Con esta receta participo en el reto de Bake the World del mes de noviembre.



Ingredientes para el prefermento: 80 grs de harina de fuerza, 80 ml de agua y 1 gr de levadura fresca de panadería.
Resto de Ingredientes: 160 grs de harina de fuerza, 20 grs de harina de arroz, 60 ml de agua, 2 grs de levadura fresca de panadería, 5 grs de azúcar, 4 grs de sal, 10 ml de aceite de oliva suave (0,4%) y un huevo batido.




Preparación: El día anterior se mezclan los ingredientes del prefermento en un bol y se deja tapado con plástico transparente en la encimera. 
Al día siguiente se ponen, en otro bol más grande,  el prefermento y todos los ingredientes menos el aceite y el huevo. Se mezcla todo y se va amasando. Pasados unos diez minutos se va añadiendo el aceite a pocos sin dejar de amasar y así hasta que la masa se despegue de las paredes del bol. Es una masa bastante hidratada por lo que hay que tener un poco más de paciencia a la hora de amasar.
Se deja levar una media hora y se hace un plegado -es decir, estiramos la masa por un lado y la llevamos hacia el centro, así por los cuatro lados-. 
Se divide la masa en tres partes, se estira cada una con un rodillo hasta unos 20 cms de largo, se enrolla sobre sí misma y se rueda debajo de nuestras manos haciendo la pieza un poco más alargada.
Se disponen los panes en la bandeja del horno preparada con papel vegetal, se untan con el huevo batido y se dejan tapadas a temperatura ambiente durante una hora o en un sitio fuera de corrientes, como por ejemplo dentro del horno. También se podría meter en el frigorífico durante la noche pero recordando que, al sacar las piezas, tienen que estar una hora a temperatura ambiente antes de meterlas en el horno.
Se vuelve a extender huevo batido sobre ellas, se greñan a lo largo y se meten en el horno precalentado a 230º, bajando la temperatura a 210º y se hornean durante 20-25 minutos sin vapor.



Notas: Me preparé un bocadillo de tortilla, jamón, queso y canónigos y, os puedo asegurar que, resultó espectacular. Es como si estuvieras comiendo un bollo pero con una miga típica de pan..... increíble.


@baketheworld @sailekerr
#baketheworld #sailekerr



Esta magnífica miga...



... y este fantástico bocadillo...









5 comentarios:

  1. Creo que todos alucinamos con eso que comentas, con casi los mismos ingredientes tanta variedad de panes, buenos bocatas has disfrutado.
    Abrazos.
    http://mirecetario.es

    ResponderEliminar
  2. Que buena pinta Mar!!!! has conseguido unos panecillos perfectos y el relleno muy sabroso y muy de mi gusto con esa tortilla. Nos encontramos en el próximo reto. Besos.

    ResponderEliminar
  3. El mío muy bollo no era la verdad, creo que debe quedar mas como una baguette, al menos el mío quedó así.
    Buen relleno, clásico y rico, nunca falla.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  4. Que ricos panes, y con ese relleno de tortillas con jamón.
    Pueden ser un desayuno gigante y delicioso para mí ;),
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  5. No hay cosa que mas me guste, que un bocadillo de tortilla con jamon o con lo que sea pero con tortilla...asi que me imagino como estaba el tuyo...
    Ademas, ese pan esta con una pinta que no deja lugar a dudas..
    Felicidades

    ResponderEliminar

MUCHAS GRACIAS POR ESTAR AHÍ Y POR QUEDAROS UN RATO CONMIGO