14 de marzo de 2016

CASCARAS DE CITRICOS CONFITADAS

Últimamente ni tengo tiempo ni tengo muchas ganas de cocinar para "hacer despensa". Ha habido unas cuantas cosas que no he envasado este año y una de ellas eran las cáscaras de cítricos confitadas. Cuando fui a hacer unas galletas que las necesitaban.... qué rabia me dió, así que me puse a confitar cáscaras de naranja y de limón para poder hacerlas, receta que publicaré más adelante, y para guardar. Estas cáscaras se pueden utilizar, además de para galletas y bizcochos, para adorno del Roscón de Reyes, por ejemplo. Además de ser un perfecto "picoteo dulce".

Ingredientes: 3 naranjas grandes, el peso de las cáscaras, una vez secas, en azúcar y en líquido (1/3 en zumo y el resto agua).

Preparación: Lo primero de todo, hay que limpiar las naranjas con el cepillo que se tenga reservado al efecto. Se hace zumo con ellas, que se reserva porque parte servirá para la receta. Se quita toda la pulpa que queda pegada en la cáscara -utilizo la cuchara metálica de sacar bolas de helado- intentado no quitar nada de la parte blanca. Una vez limpias se ponen las mitades en remojo en agua fría poniendo peso encima para que no floten y se tienen así un día entero.

Pasado ese tiempo se escurren bien se cortan en tiras de unos 6 mm de ancho. Se ponen en un cazo con agua fría, se enciende el fuego y cuando empiece a hervir el agua se escurren y se meten en un bol de agua con hielo para conseguir mantener el color vivo.
Toda esta operación se hace dos veces más.
Una vez terminados los tres escaldados, se ponen las tiras a escurrir en un colador grande y se secan bien con un trapo limpio de algodón o con papel de cocina.
Se pesan las cáscaras y se pesa el resto de los ingredientes según el de las cáscaras.
Se pone el azúcar y los líquidos en un cazo y se lleva a ebullición hasta que el termómetro llegue a los 110º. Si no tienes termómetro espera unos 5 minutos teniéndolo a fuego medio-fuerte.
Entonces se echan las cáscaras de naranja y cuando empiece a hervir se baja el fuego -lento- durante 35 minutos, más o menos. Se retiran del fuego y se dejan enfriar unas 3 horas. Esta operación se hará 2 veces más.
Casi no queda líquido. Hay que vigilar que no se queme.
Se sacan las cáscaras con mucho cuidado para que no se rompan y se extienden sobre una rejilla.
Hay dos opciones para que sequen bien: o dejarlas al aire durante 2 ó 3 días o secándolas en el horno a 50º de temperatura durante unas 4 horas. También se puede acortar el tiempo de secado si se rebozan con azúcar y se dejan al aire.

Notas: Para presentación, unas las rebozo en azúcar normal, otras las paso por azúcar glas y otras las dejo tal cual quedan después de secarse.
Ésta es una receta que lleva tiempo pero, bien organizado, no es nada pesada de hacer, cunde mucho y se puede utilizar para muchas recetas.
En este caso he hecho naranjas y limones pero con cualquier cítrico es válida esta receta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

MUCHAS GRACIAS POR ESTAR AHÍ Y POR QUEDAROS UN RATO CONMIGO