25 de junio de 2011

MERMELADA DE MANZANA Y JENGIBRE

La mejor forma de empezar el día es un buen desayuno con sus tostadas, preferiblemente de pan de barra, y una buena mermelada. Si la hemos preparado nosotros, miel sobre hojuelas. Ésta, de manzana y jengibre, también la preparo con edulcorante, entonces utilizo un poco de agar-agar para espesarla.
Ingredientes: 1 kg de manzanas, jengibre, 1 limón y azúcar.

Preparación: Pelar y trocear las manzanas. Se pesan y para saber el azúcar que necesitas: réstale 100 grs al resultado y ésa será la cantidad adecuada. Se pone la manzana y el azúcar en capas en una cazuela, ralla jengibre por encima -no mucho porque sabeís que pica, es solo darle un toque- y se riega con el zumo de medio limón. Se deja en reposo durante 1/2 hora y se pone a cocer. Mantenerlo 20 minutos en el fuego después de que rompa a hervir. Triturar y regarlo con el resto del zumo del limón. Cocer cinco minutos más y ya se puede envasar.

También se puede echar un limón entero pelado sin la capa blanca y sin pepitas a cocer con la manzana.
A la vez que está cociendo la fruta, se ponen a hervir, en una cazuela, los frascos y las tapas que se vayan a utilizar con un trapo envolviéndolos a todos para que no se golpeen los unos con los otros al hervir.
Cuando esté la fruta cocida y triturada como queramos, rellenamos los frascos, cerramos con los tapas que habremos limpiado con alcohol por dentro previamente, después de haberlas hervido, y los dejamos enfriar boca abajo en la encimera para que se haga el vacío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

MUCHAS GRACIAS POR ESTAR AHÍ Y POR QUEDAROS UN RATO CONMIGO