10 de agosto de 2011

TARTA DE QUESO CON CREMA DE ORUJO

Esta tarta la he tuneado en su proceso final al ver una que nos presento Joaquina de LA COCINA DE LOS INVENTOS. La gelatina que cubre esta tarta la suelo hacer con infusión de rooibos pero esta vez la he hecho con café y el resultado ha sido muy bueno. Con esta cantidad que os digo, he hecho 3 tartas de diferentes tamaños (18, 15 y 13 de diámetro), así he podido compartir  en el trabajo, con familia y en casa esta delicia.
Ingredientes: madalenas tipo La bella Easo para hacer la base (las que se requieran dependiendo del grosor que quieras hacer). También se puede hacer la base de galletas (200 grs.) con mantequilla (100 grs), que seguro conoceis, 1/2 litro de nata líquida para montar, 2 yogures naturales tipo griego, 200 o 250 grs de azúcar glass (yo prefiero echar menos pero tengo amigos que lo prefieren más dulce), 100 ml. de crema de orujo (licor), 1 tarrina  de 300 grs de queso tipo Philadelphia, 10 hojas de cola de pescado (gelatina).
Para cubrir la tarta: 250 ml de infusión de rooibos, 2 cucharadas soperas de azúcar y 7 grs de gelatina neutra en polvo. En este caso ha sido 250 ml de agua y 2 cucharadas de café soluble con la misma cantidad de azúcar y la gelatina. Ya he dicho que el resultado ha sido muy bueno, diría yo que "casa" mejor con la crema de orujo.
Preparación: Hacemos la base desmigando las madalenas y aplastándolas en el fondo de un molde desmontable forrado con papel vegetal o triturando las galletas mezclándolas con la mantequilla derretida. Dejamos en remojo, de agua fría, las hojas de cola de pescado. Se monta la nata y se reserva. Batimos el queso, los yogures, el azúcar y el licor. Fundimos las hojas de gelatina, que ya tendremos hidratadas, en el microondas con un poco de leche y la incorporamos al conjunto del queso batido y, seguidamente, le añadimos la nata con movimientos envolventes. Todo esto lo distribuimos en el molde y a la nevera  para que cuaje la gelatina. No importa que se haga de un día para otro, mejor. 
Para finalizar la tarta, se prepara la gelatina de rooibos con la infusión, que tendremos caliente, las dos cucharadas de azúcar y la gelatina en polvo que daremos vueltas hasta que se disuelva. En principio, con el calor de la infusión es suficiente. Si preparamos la gelatina de café , calentaremos el agua en un cazo e incorporaremos las dos cucharadas de café, el azúcar y la gelatina en polvo hasta que se disuelva. En cualquiera de los dos casos hay que dejar enfriar la solución sin dejar que se cuaje -que todavía quede líquido- y se vierte encima de la tarta. Entonces sí hay que esperar hasta que se solidifique en la nevera.

3 comentarios:

  1. Hola Mar!!!!! realmente perfecta e impecable!!! eres una artista y que trabajadora 3 tartas nada menos. Gracias por el comentario. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Te han quedado de vicio, la de 13 cm., creo que es la de la última foto, y es una auténtica monada, me encantan las minitartas. Una presentación de lujo. Ya la probaré. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. tiene una pinta de vicio, y qué original lo de la gelatina de rooibos!!!!!!

    ResponderEliminar

MUCHAS GRACIAS POR ESTAR AHÍ Y POR QUEDAROS UN RATO CONMIGO