23 de enero de 2015

PASTELA MARROQUÍ

Llevaba tiempo pensando en hacer una entrada relatando una cena que tuve con unas amigas y cuya temática era la gastronomía marroquí. Al recopilar fotos -pude hacer pocas- me di cuenta de que la mayoría no tenían una condición mínimamente aceptable, así que al final pensé en ir publicando de una en una cada receta. Alguna ya la he publicado y pensaba que la receta de pastela la tenía colgada pero veo que no, así que aquí tenéis mi forma de hacer pastela que, como el cocido en Madrid, sabéis que cada uno tiene su versión. Esta receta es de mi tocaya Silvia... jejejej


Ingredientes:  1 kg. de cebollas o 1 o 2 botes de cebolla frita de Mercadona, 1 kg. de pollo (pechuga o solomillo), pasta filo (hojaldre de hojas muy finas), cilantro (yo no le echo por problemas de alergia), perejil, nuez moscada molida, pimienta molida, comino molido, azafrán o cúrcuma, curry molido, canela en polvo, el zumo de medio limón, sal, huevo batido.  Opcional: piñones, pasas sultanas, almendras, dátiles.


Preparación: Cortar la cebolla y el pollo en trozos pequeños, freírlo por separado. Una vez esté hecho el pollo (no mucho porque luego hay que meterlo en el horno y se queda muy seco) se reserva el jugo que haya soltado. Se tritura en la thermomix por tandas (velocidad 3 ó 4 durante 3 ó 4 segundos –también se puede utilizar una batidora que tenga accesorio picador, un picador manual o desmenuzarlo a mano). 

Mezclar el pollo picado con la cebolla pochada o los botes y reservar. En un bol echar el zumo de medio limón, sal, las especias y el jugo que haya soltado el pollo y que habíamos reservado). Ir añadiendo la sal y las especias según el gusto de cada uno, mezclando muy bien para que quede homogéneo. Se echa sobre el pollo y la cebolla removiendo bien todo el conjunto para que se unifiquen los sabores. Se prueba por si hay que rectificar algún sabor. Ahora es cuando se le puede echar los frutos secos, aunque la receta tradicional no los lleva.

En un recipiente o bandeja para el horno extender 4 ó 5 hojas de pasta filo y poner una capa de relleno. Volver a poner otra capa de pasta filo (para el interior con 2 ó 3 hojas es suficiente) y otra de relleno, hasta finalizar con una capa de hojaldre (nuevamente 4 ó 5 hojas como la base), sellando bien las esquinas y los bordes.
Batir un huevo y pintar por encima el hojaldre. Meter al horno entre 180-200º (arriba-abajo) y alrededor de 15 ó 20 minutos, ya que sólo es para que se haga y se dore el hojaldre.
Una vez fuera del horno esperar a que se enfríe y espolvorear con canela y azúcar glas antes de servir.


 
#comidainternacional
#gastronomíamarroqui
#pastela

4 comentarios:

  1. Tocaya Silvia??? jajajaja...
    Yo la he hecho solo una vez y me encantó, la verdad es que no sé porqué no la he repetido con lo rica que está, fíjate lo mismo la hago este finde gracias a tu idea ;-)
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  2. Este es otro plato de los que tengo pendiente de hacer, y con lo buena conocedora que eres de la cocina marroquí, no dudo que tu receta será perfecta.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  3. Hace tiempo vi hacerla en un programa de canal cocina y tengo ganas de hacerla por que seguro que está muy rica me guardo la receta .besinos

    ResponderEliminar
  4. Mar, siento no venir más frecuentemente por aquí , pero la vida no me daba para más, aunque espero que a partir de ahora ya me centre, nunca he hecho esta patela, pero si la he oido y tenía muchas ganas de saber la receta, así que gracias a ti ya la tengo y no tengo excusa para hacerla, ya sabes me la guardo y cualquier día cae en casa, besos
    Sofía

    ResponderEliminar

MUCHAS GRACIAS POR ESTAR AHÍ Y POR QUEDAROS UN RATO CONMIGO