29 de noviembre de 2016

BONITO EN ESCABECHE

Yo como siempre publicando recetas de productos fuera de temporada, pero sabéis que mi objetivo es que queden reflejadas las recetas en el blog, al margen del mes en el que estemos. Además, uno se satura un poco viendo recetas con el mismo producto, aunque hay veces que uno no puede resistirse. Si os apetece mucho hacer esta receta tendréis que anotarlo en vuestra agenda y allá por el mes de agosto empezar a preparar las cosas para hacerla. El bonito más sabroso y que está a mejor precio es el de finales de verano, así que hay que aprovechar. Aunque con esta receta se pueden hacer otros pescados.

Tanto en aceite como en escabeche, merece la pena hacer cantidad para guardar en despensa todo el invierno. Los tarros en aceite tienen que reposar unos tres meses para que estén en su punto ideal de sabor pero este en escabeche se puede comer al momento pero a mí me gusta envasar todo y esperar un par de semanas. En principio parece muy lioso pero para nada, solo hay que organizarse y pasar una tarde entre cacharros en la cocina. El resultado es tan espectacular que merece la pena cualquier esfuerzo que penséis que os va a ocasionar. He seguido la receta de mi amiga Marga del blog Acibecheria, nadie mejor para dejarse aconsejar en una receta así:





Ingredientes: 4 ó 5 kg de bonito, ajos, perejil, laurel, sal y la misma cantidad de aceite que de vinagre blanco.


Preparación: Cocer el bonito, en rodajas del tamaño de la altura de los tarros en los que se vaya a envasar, en abundante agua con sal durante unos 15-20 minutos. Retirar del fuego, dejar enfriar un poco el agua. Sacar, escurrir y retirar la piel, las espinas y cualquier trozo oscuro. Tienen que quedar los trozos enteros por cuartos y muy limpios. Poner otra vez en la cazuela vacía y añadir el perejil, los dientes de ajo, el laurel, el aceite y el vinagre. Como dice Marga, el pescado debe quedar cubierto, así que vamos calculando el aceite y el vinagre por vasos que vamos añadiendo a la cazuela hasta que quede el bonito cubierto. Poner a cocer unos 10 minutos. Ahora se le puede echar un poco más de sal gorda, si quieres pero creo que no le hace falta. Cuando pasen el tiempo indicado se retira del fuego, se deja enfriar y puedes dejar un poco para el mismo día y el resto envasarlo tal y como hacemos con cualquier conserva:


Si queremos hacer conserva, envasar al vacío, lo primero que haremos será esterilizar frascos de cristal y sus tapas dejándolos hervir en una cazuela con agua mientras hacemos el bonito.
En el momento de envasarlo, se dispone un trapo de cocina limpio extendido en la encimera, los tarros ya han estado cociendo en otra cazuela. Se sacan las tapas, se dejan escurrir y se pasa un algodón impregnado de alcohol por el interior de ellas. Se van rellenando los tarros dejando las partes más "bonitas" en la parte exterior. Se rellena con el líquido del escabeche hasta arriba del todo, se cierra con una tapa y se pone boca abajo para comprobar que no hay escapes del cierre. Preparados todos los metemos en una cazuela cubiertos de agua unos dos cms por encima de la tapa, envueltos en un trapo para que no choquen. Cocer una hora y media y dejar en el agua hasta que se enfríe.
Una vez templados sacar los tarros y dejar unas 24 horas boca abajo, luego etiquetar poniendo su fecha de envasado y guardar en la despensa, si resistes. Ya sabes que se pueden comer desde el primer día.


Notas: Y seguramente os preguntaréis la diferencia entre el bonito y el atún. Son de la misma familia pero diferentes. Hay bonito del norte, también llamado atún blanco -la carne es blanca-, de no más de 60 kgs y con una aleta dorsal grande; el atún rojo de un tamaño que puede llegar a los 450 kgs, carne roja como la de ternera y con una aleta dorsal más pequeña; el bonito del mediterráneo que es más pequeño y, además, no es familia de los otros. 
Esto es solo una pincelada, pero seguro que viene bien saberlo.
Me acabo de dar cuenta de que no he hecho ninguna foto del bonito en plato....lo haré, lo prometo.

1 comentario:

  1. Buenos días Mar. Este bonito en escabeche te ha quedado perfecto, mejor que el que podemos comprar en cualquier súper. Una manera sensacional para conservarlo y tomarlo en cualquier momento. Con tu permiso me apunto la receta y como lo pienso preparar ya te contare, aunque no creo que me quede igual que a ti.
    Un beso Paco

    ResponderEliminar

MUCHAS GRACIAS POR ESTAR AHÍ Y POR QUEDAROS UN RATO CONMIGO