Mi lista de blogs

29 de septiembre de 2014

SARDINAS CON TOMATE - RETO TIA ALIA

logoretotiaaliasep2014baja
Ya estaba yo echando de menos el reto de Tía Alia y, esta vez de manos de Paula del maravilloso blog Con las zarpas en la masa, vamos a empezar el curso "escolar" con un par de recetas estupendas. Yo esta vez he elegido la propuesta salada porque en estos momentos estoy enfrascada en un tema dulce y necesitaba hacer algo diferente. Lo curioso de comprar pescado -yo- es que no hay forma de que me lo limpien, siempre tengo que mandar a mi marido para que, sin decirlo él, se lo limpien. Esta vez ni marido a la compra, ni pescado limpio. Así que me "entretuve" en quitar las espinas a las sardinas y, puedo decir, que enseguida las tuve listas.
Qué decir de la salsa de tomate ...menos mal que una ya sabe -por lo menos- hacer salsa de tomate porque con las indicaciones de Tía Alia.....ainsss, que no hay forma. Aún así me encantan sus recetas porque te deja vía libre para hacer las cosas como quieras, jejejej.
Os dejo los pasos que di con estas sardinas:

 
 
 
Ingredientes: 1 kilo de sardinas grandes y para la salsa de tomate: 600 grs de tomates maduros pero no muy blandos, 1 cebolleta picada, sal, azúcar, aceite y perejil.
 
 
 
Preparación: Este es un plato que puede hacerse de víspera y casi debería hacerse de víspera porque se impregnan las sardinas bien con la salsa de tomate y son una delicia. A mi me gustaron más las que sobraron y me comí el día después.
Se empieza pelando los tomates y cortándolos en brunoisse -en mi caso-, y se echa en una cazuela con 1/2 cucharadita de sal, un chorretón de aceite y 1 cucharadita de azúcar. Se deja hacer a fuego lento....este proceso puede llevar tiempo. No lo digo porque perfectamente vas a ver cuando está. Se echa un poco de perejil picado y se remueve.
Mientras se está haciendo la salsa limpiamos las sardinas quitándoles la espina central y luego repasando los laterales cercanos a la cabeza. Esto último también habría que hacerlo aunque nos limpiaran las sardinas en la pescadería porque siempre queda algo y es mejor hacer un pequeño esfuerzo previo para luego poder disfrutar del pescado.
Una vez hecha la salsa de tomate y limpias las sardinas, se van haciendo capas de tomate y sardinas, empezando y terminando con tomate en una cazuela no muy grande. Se pone al fuego muy lento con la cazuela tapada y en unos 10 minutos ya están preparadas para desgustar al momento o, como os decía antes, reservar para el día siguiente.







25 de septiembre de 2014

PASTELLA

Veo que tengo algunas recetas pendientes de publicar por distintas razones. He decidido que algunas van a ir saliendo a la luz poco a poco y los planes que había de publicación ya se llevaran a término más adelante. Hay muchas recetas por la red, pero no puedo dejar a las personas que me la piden, sin la mía..., que me la facilitó mi amiga Silvia, buena cocinera, así que podemos decir que es "nuestra" jejeje. Es fácil de hacer y solo por el olor que deja en la cocina merece la pena hacerla.
Empezamos:

Ingredientes:  1 kg. de cebollas o 2 botes de cebolla frita de Mercadona, 1 kg. de pollo (pechuga o solomillo), pasta filo (hojaldre de hojas muy finas), cilantro (yo no le echo por problemas de alergia), perejil, nuez moscada molida, pimienta molida, comino molido, azafrán o cúrcuma, curry molido, canela en polvo, el zumo de medio limón, sal, huevo batido. Opcional: piñones, pasas sultanas, almendras, dátiles.
 


Preparación: Cortar la cebolla y el pollo en trozos pequeños, freírlo por separado. Una vez esté hecho el pollo (no mucho porque luego hay que meterlo en el horno y se queda muy seco) se reserva el jugo que haya soltado.
Se tritura en la thermomix por tandas (velocidad 3 ó 4 durante 3 ó 4 segundos –también se puede utilizar una batidora que tenga accesorio picador, un picador manual o desmenuzarlo a mano). 
Mezclar el pollo picado con la cebolla pochada o los botes y reservar. En un bol echar el zumo de medio limón, sal, las especias y el jugo que haya soltado el pollo y que habíamos reservado). Ir añadiendo la sal y las especias según el gusto de cada uno, mezclando muy bien para que quede homogéneo. Se echa sobre el pollo y la cebolla removiendo para que se unifiquen los sabores. Se prueba por si hay que rectificar algún sabor. Ahora es cuando se le puede echar los frutos secos, aunque la receta tradicional no los lleva.
En un recipiente o bandeja para el horno extender 4 ó 5 hojas de pasta filo y poner una capa de relleno. Volver a poner otra capa de pasta filo (para el interior con 2 ó 3 hojas es suficiente) y otra de relleno, hasta finalizar con una capa de hojaldre (nuevamente 4 ó 5 hojas como la base), sellando bien las esquinas y los bordes.
Batir un huevo y pintar por encima el hojaldre. Meter al horno entre 180-200º (bóveda, solera y aire) y alrededor de 15 ó 20 minutos, ya que sólo es para que se haga y se dore el hojaldre.
Una vez fuera del horno esperar a que se enfríe y espolvorear con canela y azúcar glas antes de servir, a mí particularmene me encanta. Se puede adornar con pasas de corinto y dátiles cortados a tiras pero con el azúcar y la canela solo...genial.

21 de septiembre de 2014

CORDERO A LA MIEL (العسل-) COCINAS DEL MUNDO: EGIPTO

Otra cita con "Las Cocinas del Mundo", importante ella pues se ha iniciado el "curso escolar" y ya hemos dejado el verano atrás....ainsss, qué poco dura. 
Este mes soy la anfitriona y elegí este país  por un sorteo como ya os comenté en la última cita. Había varios países cuya letra inicial es "E" y me fascinaban por su gastronomía, así que lo elegí a sorteo de "papelillos" y le tocó a este maravilloso y milenario país.  
Cayó hace no mucho tiempo uno libro en mis manos sobre la gastronomía en el antiguo Egipto así que lo busqué en el "maremagnum" que tengo de libros de cocina y me lancé de lleno a él -en su día dejé aparcada su lectura- y me he empapado de historia. Lo compré porque me pareció un enfoque fantástico para hablar de la gastronomía. Y dando una vuelta por ella se da uno cuenta de lo variada que es y de las diferentes técnicas de elaboración, conservación y almacenaje que ya tenían entonces. Con asiduidad, utilizaban vegetales y frutas en sus recetas. En la dieta egipcia no faltaban las carnes y los pescados y, también, las hierbas frescas  que dan un sabor muy característico a sus platos así como la leche. 


Los antiguos egipcios sabían que sin agua casi nada era posible y la inundación anual después de la época de calor era un momento de satisfacción. El objetivo en el Antiguo Egipto era abastecerse, cuando se podía, para todo el año y almacenaban y envasaban cualquier tipo de alimento con la técnica que correspondiese.
Para ellos el año se dividía no por las estaciones del año (verano, otoño,...) si no por la estación de la inundación (akhit de junio a septiembre); estación de la vegetación (peret de octubre a enero) y estación de la cosecha (shemu de febrero a mayo). Después de las inundaciones, el río Nilo dejaba una tierra fértil y fácil de trabajar.
 Aún no teniendo recetas, propiamente dichas, de la época, se dispone de muchos textos -religiosos, relatos, albaranes de entrega...- y pinturas en los que figuran los alimentos que se utilizaban y de qué forma. También en los restos de las ofrendas alimenticias encontradas en las tumbas se sabe qué y la forma en que comían los alimentos. 
Se cree que fueron los creadores del foei-gras; en una tumba del año 2300 a.c. se encontraron con la escena de unos esclavos cebando a unas ocas con higos y unas bolitas  que posiblemente eran cereales.
Se puede asegurar que tenían muchas técnicas para hacer pan: elaboraban cerveza; el uso de la leche estaba generalizado y hacían quesos; la carne de los animales que criaban la conservaban de múltiples formas como el secado, prensado, salado, ahumado. También consumían huevos de las aves que criaban y el pescado era algo habitual en su dieta.
Como sabéis era una civilización muy avanzada en muchos aspectos y no podía ser menos en la gastronomía a la que daban mucha importancia los faraones. Aquí os dejo mi receta. Un plato contundente con una mezcla de sabores excepcional.
 

Ingredientes: Una pierna de cordero deshuesada y cortada en trozos de unos cuatro centímetros, 2 cebollas, 1 cabeza de ajos, 6 cucharadas de miel -tamaño postre-, 1 litro de calde de carne, 1 rama de romero fresco, 1/2 litro de cerveza, comino, sal y aceite de oliva.



Preparación: Se pone a macerar el cordero troceado con el ajo machacado en el mortero, un poco de sal y aceite. Se tapa con un paño y se deja reposar una hora.
Se cubre la base de una olla con aceite. Se calienta y se añade el cordero. Se dora bien por los dos lados y se añaden las cebollas, el romero, el comino, la sal y la pimienta. Se remueve con una cuchara de madera y se incorpora el caldo y la cerveza. Se cuece todo junto hasta que el cordero esté blando. Ésto llevará como mínimo una hora y media, aunque dependerá del tipo de cordero. Cuando esté listo, se añade la miel y se remueve para ligar la salsa. Se deja reposar antes de servir. 
Es importante comprar el cordero en un establecimiento de confianza, éste lo compré en la carnicería de un pequeño pueblo que hay cerca de Madrid, Nuevo Baztán, donde el producto es de mucha calidad.


Y ya que estamos se puede aprovechar a comer este plato con pan árabe o de pita o pan de aire...




Y para finalizar, os presento los enlaces de las recetas egipcias que me han enviado mis compañeros de viaje para que os déis un paseo por ese maravilloso país:



EL CAJÓN DESASTRE DE MAGGIE


ROSSGASTRONÓMICA


ACIBECHERIA








Y os dejo este fantástico enlace de José Manuel Mójica Legarre, del blog de la revista La Alcazaba, que nos habla de la gastronomía en el Antiguo Egipto y aclara cualquier duda que podamos tener sobre el tema.

Quisiera daros las gracias a tod@s por acompañarme en este viaje y hacerme pasar unos estupendos momentos leyendo vuestros correos y recetas.
Cada mes, enviad los enlaces de vuestras
recetas al correo del blog anfitrión.

El próximo mes de octubre: Acibechería

Visitad la entrada de Marga en su blog Acibechería donde
 encontraréis hacía donde vamos a dirigirnos el próximo mes.









16 de septiembre de 2014

POLLO CON ARÁNDANOS

Yo no sé si os pasa a vosotros pero a mí sí, cuanto menos tiempo tengo mejores platos me salen....bueno, no es eso precisamente. Lo que quiero decir es que hay veces que con muy poquito tiempo se pueden hacer platos fantásticos. Y como lo del "poco tiempo" es algo que he inventado yo...pues soy una experta...
Ésta es una de esas recetas, ya veréis que no tiene nada-nada-nada de dificultad.
 
 
Ingredientes para 4 personas: 2-3 pechugas grandes, 3 cebollas grandes, 50 grs de arándanos secos, 2 cucharadas soperas de concentrado de carne browil, 50 ml de vino de oporto. Sal y aceite.
 
 
Preparación: Se corta en trozos pequeños la cebolla y se hace a fuego lento con un par de cucharadas de aceite de oliva. Mientras, se cortan las pechugas en pequeños filetes y se doran vuelta y vuelta. Se reservan. Cuando la cebolla esté transparente se echan los arándanos, se les da un volteo, se echa el concentrado de carne, damos una vuelta de cuchara y terminamos añadiendo el vino y dejando que evapore el alcohol Se incorporan las pechugas que teníamos reservadas y se revuelve para que todo quede incorporado. Se añade un poco de agua -es mejor ir añadiendo si es necesario- y un poco de sal -cuidado que hemos añadido el concentrado de carne- y dejamos cocer a fuego lento como 10-12 minutos. Se puede servir con una ensalada verde, con un puré de patatas o, como en mi caso, con un poco de arroz hervido.
 
Bon appétit





22 de agosto de 2014

BISQUE DE CIGALAS

Aunque se puede comer durante todo el año, ésta es una receta aprendida en un curso de cocina de navidad al que asistí el pasado invierno en la Escuela que tiene La Sirena en mi ciudad. Desde el momento que comprobé el resultado de su preparación sabía que la iba a incorporar a mi recetario. Un plato fantástico. Esta sopa o bisqué es muy entretenida de hacer y a la vez fácil. Ahí va la receta:


Ingredientes para 4 o 5 personas: 800 grs de cigala grande -en mi caso utilicé para esta proporción una caja de 12 unidades de La Sirena-, 150 grs. de cebolla, 80 grs de zanahoria, 150 grs de tomate, 40 grs de arroz, 35 ml de brandy, 35 ml. de vino blanco, 30 ml de nata líquida, aceite, sal, pimienta, perejil y 1 litro de agua.


Preparación: Si se ha optado por cigalas congeladas, se descongelan sumergiéndolas en un recipiente con agua y sal. Una vez descongeladas, se retiran las cáscaras y se reservan por un lado éstas y por otro las colas.
En una cazuela se echa un chorretón de aceite en el que, una vez caliente, se añadirá la cebolla y la zanahoria troceadas. Cuando estén tiernas, se añade el tomate también troceado. Se rehoga lentamente y cuando haya reducido el conjunto del sofrito se añaden las cáscaras de las cigalas que teniamos reservadas y se rehogan hasta que tomen color. Se echa el chorreón de brandy, se flambea y luego se añade el vino blanco. Se espera a que evapore el alcohol y se añade el agua.
Cuando empiece a cocer se añade el arroz y se deja hervir a fuego lento unos 20 minutos. Se tritura todo y se pasa por el chino para evitar el sedimento de las cáscaras. Se salpimenta y se echa la nata líquida. Se puede rectificar con caldo o agua si ha quedado muy espesa.
Ahora se saltean las colas de las cigalas en un poco de aceite espolvoreándolas con perejil y salpimentándolas.
Se colocan enteras o troceadas las colas de cigala en el centro de un plato hondo y se añade la crema por alrededor. 
Desde luego que para Navidad es un plato estrella. Se puede dejar la crema hecha con antelación y saltear las cigalas en el último momento....acordaos de esta receta cuando se aproximen las fiestas... Ya me contaréis.

17 de agosto de 2014

PAN DE AIRE

Hace más o menos un año ví esta receta en dos blog amigos Con las zarpas en la masa y Chez Silvia, Paula y Silvia, amigas de encuentros gastronómicos en Zaragoza, en Barcelona y pronto espero verlas por estas tierras. Merece la pena visitar sus blog...siempre se aprende algo. Me animé hace tiempo a preparar este pan, que tan fácil decían que era, y lo hago con asiduidad porque, efectivamente, solo hay que ser un poco previsor para tener la masa reposando desde el día anterior en la nevera. Se prepara rápido y se consigue un pan estupendo para acompañar aperitivos, tapas, bueno... cualquier cosa porque está muy rico. Ahí va la receta:
 

Ingredientes: 200 gr de harina normal, 100 ml de leche, 6 grs de levadura fresca y una pizca de sal.
 

Preparación: Se mezcla la harina con la levadura desmenuzada y se añade poco a poco la leche mientras se va amasando. Más o menos a los cinco minutos echamos la sal y se sigue amasando  hasta que se haya formado una masa compacta. 
Se forma una bola y se pone en un bol tapado -mis boles de amasado tienen tapa- o con plástico de cocina y se mete en la nevera 24 horas.
Al día siguiente, se calienta el horno a 240º poniendo abajo del todo una bandeja con piedras o tornillos.
Se estira la masa fina y cortamos haciendo formas -en mi caso hice redondeles y hojas alargadas- con la punta de un cuchillo. Se van poniendo encima de una hoja de papel vegetal que se habrá puesto en la bandeja del horno.
Se vierte un vaso grande de agua en la bandeja de las piedras o tornillos -también valdría poner un cuenco con agua, el caso es generar humedad- y metemos la bandeja con el pan hasta que las piezas se inflen y cojan un poco de color. Se le dan la vuelta -con cuidado de no quemarse- y en poco rato están.
Se dejan enfriar y se pueden conservar en una lata o tartera pero aviso que duraran bien poco.


4 de agosto de 2014

HAMBURGUESAS AL ESTILO "ALCOBENDAS"

Tengo una amiga, Charo, que, además de ser una delicia de mujer, cocina pero que muy bien. Y no solo cocina....organiza, calcula, improvisa.... quedar con ella es saber que todo va a ser un éxito....también en los demás aspectos de su vida.
Cuando tengo alguna duda, le pregunto y en menos de medio minuto ya me ha dado las oportunas indicaciones y tengo mis dudas resueltas.
Un día de esos me habló de estas hamburguesas, receta de unos amigos suyos que vivían en Alcobendas y de ahí el nombre que les dió.
No son complicadas de hacer y de un día para otro quedan genial. Esta cantidad que indico es para dos o tres personas, dependiendo del apetito. Por ejemplo, yo suelo hacer más cantidad de cebolla porque en casa gusta mucho. Además este plato congela muy bien hecho y suelo hacer más cantidad para ello.


Ingredientes: 1/2 kg de carne picada (ternera y magro) -que sea buena, fresca y jugosa- 2 cebollas pequeñas o una grande, mostaza en polvo (yo la suelo comprar en ECI), sal, harina, 1 limón en zumo y salsa Perrins.


 
Preparación: Echar sal y mostaza en la carne. Hacer 4 hamburguesas más bien gruesas. Rebozarlas un poco en harina y freírlas con no demasiado aceite. Según se van sacando de la sartén se ponen en una cazuela de barro, se las echa por encima un poco del zumo de limón y unas gotas de salsa Perrins.
La cebolla se corta en rodajas muy finas y se dora, lentamente, con un poco de aceite. Se puede utilizar el mismo aceite de freír las hamburguesas. Algunas veces confito la cebolla añadiendo, al final, un poco de caramelo hecho con un poco de agua y azúcar. De esta forma, la cebolla queda caramelizada. Una vez hecha, se pone un montoncito encima de cada hamburguesa.
Antes de servir este plato se introduce unos minutos en el horno previamente calentado a 200ºC. Se puede servir con patatas paja, fritas, chip.... como más os guste.




20 de julio de 2014

FRIKADELLER & BRUN SOVS - COCINAS DEL MUNDO: DINAMARCA

No sé porqué pero me imaginaba yo que La cajita de nieveselena, blog anfitrión de "Las cocinas del Mundo" de este mes, nos iba a sorprender con este país: Dinamarca. Gracias Elena, gracias Nieves por darnos esta oportunidad de descubrir tantas cosas.
La gastronomía danesa es tradicional y está influenciada por países de su alrededor pero también de otros más alejados como Francia e Italia. A mí, particularmente, me recuerda mucho a la cocina sueca pero he de reconocer que no tengo mucho conocimiento de las gastronomías nórdicas. Como país frio que es, su dieta es rica en grasas, abundan los pescados, las carnes, las patatas....pero es verdad que hay mucha variedad en cada una de sus regiones. Además de verduras locales, se utilizan distintos tipos de frutas en la preparación de sus platos. 
Se consumen muchos tipos de pescados pero el arenque es "el pescado" por excelencia en Dinamarca. En cuestión de carnes la más usual es la de cerdo que se prepara de múltiples maneras siendo muy típica la que se realiza en Navidad rellenándola de manzanas y ciruelas -también preparan de esta forma el ganso, el pato y en Pascua se consume mucho el cordero.
Por otra de las cosas que se conoce internacionalmente la gastronomía de Dinamarca es por sus quesos, que se consumen prácticamente en todas las comidas y servido, cualquiera de ellos, con el famoso pan de centeno danés es una delicia.
También hay que indicar que en Copenhague está el mejor restaurante del mundo 2014: NOMA, restaurante en el que prima la utilización de los productos locales. Os dejo el enlace, merece la pena darle un vistazo.
Yo me he decidido a hacer uno de los clásicos daneses: Frikadeller & brun sovs, este plato consiste en un tipo de albóndigas con una salsa de carne acompañado con patatas cocidas y remolacha cocida, en este caso, pero también se puede acompañar con col lombarda.
Y ahí va mi receta:


Ingredientes: Un kilo de carne picada (mitad ternera, mitad cerdo), 1 1/2 rebanada de pan de molde sin corteza, 3  chalotas, 2 cucharaditas, de las de café, de sal, 1/2 cucharadita de pimienta negra molida, 1 huevo, 125 ml de leche entera -preferentemente-, 3  remolachas cocidas de tamaño medio, 8 patatas medianas cocidas, 150 ml de aceite de oliva virgen.
Para la salsa: 300 ml. de caldo de carne, 30 grs de harina, 15 grs de mantequilla y una cucharada sopera de concentrado de carne Browil. En la receta original se utiliza un colorante-espesante danés llamado kulør que es algo parecido al caramelo, que también se echaría una cucharadita. En mi caso sin ello, solo el Browil.


Preparación: Se mezcla la carne picada y salpimentamos. Picamos las chalotas muy finas o pasadas por un rallador y podemos echarlo tal cual a la carne o sofreírlas en la sartén con un poco de margarina a fuego muy lento. A los 12-15 minutos se sacan de la sartén, se espera a que enfríe y se añaden a la carne. En mi caso la eché picada tal cual. Se pasa el pan por la leche y se echa el huevo sin batir, se mezcla un poco y se echa en la carne. Se empieza a trabajar la masa con las manos y cuando estén unificados todos los ingredientes se hacen porciones de forma redonda y un poco achatada -como mini-filetes rusos-. Se fríen con mantequilla -en mi caso aceite de oliva- hasta que estén doradas. Mejor a fuego medio para que se hagan bien por dentro y quede la capa exterior crujiente. Se reserva.
Se lavan las patatas y se ponen a hervir en agua con sal durante 20 minutos aproximadamente. Se vigila que no se pasen de cocción para que no se transformen en puré al servir. Cuando estén se pasan por agua fría para cortar la cocción. Se pelan y se reservan.
Para la salsa: Se tamiza la harina para que luego no queden grumos -con los 30 grs de harina me quedo un poco espesa, la próxima vez pondré menos-. Calentamos el caldo en un cazo a fuego medio durante 4 o 5 minutos sin que hierva -utilicé caldo de cocido que había hecho el día anterior.
Se hace un roux para ligar la salsa: en una sartén honda se calienta la mantequilla a fuego lento hasta que se derrita y empiece a coger un color dorado. Entonces se añade la harina tamizada y se remueve hasta que se formen pequeñas masas de tono dorado. Este paso es muy importante porque si la harina queda cruda la salsa sabrá mucho a harina. Cuando se hayan formado bolitas, se añade el caldo, se salpimenta y se echan un par de cucharadas del aceite sobrante de freír las frikadeller. Añadimos el kulør -yo el concentrado de carne browil- y seguimos moviendo con una varilla durante unos 5 minutos a fuego muy lento. Si por casualidad, a pesar de haber tenido mucho cuidado, salieran grumos, se pasa la salsa por la batidora. 
En este caso he acompañado las frikadeller con remolacha (Rødbede) cocida pero también se acompaña con lombarda  (Rødkål) ambas pueden presentarse en conserva.
Se emplata sirviendo en cada plato unas tres frikadeller -dependiendo el tamaño- con salsa por encima y a un lado un par de patatas y unas rodajas de remolacha o un poco de lombarda.




Para la siguiente cita , mi blog "La cocina de Mar" va a ser el anfitrión en COCINAS DEL MUNDO y después de un sorteo casero que hice -pues me apetecía más de un país que comienza por la letra E- el afortunado fue EGIPTO.

IMPORTANTE: Vamos a tomarnos un merecido descanso todos durante el mes de agosto y publicaremos las recetas de EGIPTO el tercer domingo pero del mes de septiembre, es decir el 21 de septiembre. Os espero entonces, anotadlo en vuestras agendas, no os olvidéis de mí......
¡¡¡Os deseo que paséis un feliz verano!!!


Cada mes, enviad los enlaces de vuestras recetas

al correo del blog anfitrión.


El próximo mes de septiembre los enviáis a
mi correo del blog La cocina de Mar:
mmelias833@hotmail.com 


9 de julio de 2014

PAN SIN AMASADO de IBAN YARZA

Por mi cumpleaños me regalaron El libro"Pan Casero" de Iban Yarza. Me estoy empapando de él y por falta de tiempo no "practico" mucho pero en el momento que puedo....zasssss, me lanzo.
Tengo mi masa madre en el frigorífico...por cierto tengo que alimentarla........, pero no consigo organizarme, quizás por el lio de vida que llevo. Pero este pan requiere la mínima preparación física y mental. Lo digo para aquellos que no se animan nunca. Recuerdo que con este pan no se amasa.  Aquí tenéis la receta y el resultado:

 
Ingredientes: 475 grs de harina panificable (la normal del Mercadona es genial), 25 grs de harina integral, 330 grs de agua (el 66% del peso de la harina), 10 grs de agua, 5 grs de levadura fresca (1'5 grs si es seca) y unos 150 grs de semillas (girasol, lino, sésamo, de amapola, calabaza, etc...).


Preparación: La tarde-noche anterior se disuelve la levadura en agua templada y, en un bol, se mezcla con el resto de los ingredientes de forma enérgica. La masa es pegajosa, así que no os preocupéis si notáis que se os pega mucho en las manos. Se deja reposar unos cinco (5) minutos en el bol y luego se estira con cuidado un poco cogiéndola con las dos manos y se dobla una vez. Ya habrá comenzado la fermentación. Se cubre el bol con film transparente, por ejemplo, para que la masa no se seque y se mete en el frigorífico. Se deja toda la noche en el frigo. Al día siguiente habrá ganado volumen; si no es así, se deja alrededor de una hora en temperatura ambiente. Cuando se vea que ha doblado el volumen, se vuelca la masa sobre una superficie enharinada y se forma con delicadeza un rectángulo. Se corta en dos piezas alargadas del mismo tamaño.

 

Para pasar estas piezas por las semillas, primero se pasa cada pieza por encima de un paño húmedo y luego se deposita en el lecho de semillas y se ponen encima de la bandeja del horno, a la que se habrá puesto un trozo de papel vegetal, disponiéndo las piezas separadas. Con mucho cuidado se retuercen las piezas (lo podéis imaginar según están mis panes , se les da un giro por las puntas para que quede como en la primera foto -no hay que dudar mucho en este movimiento, hay que hacerlo con la seguridad de haberlo hecho toda la vida, jejejeje-). Se dejan reposar un par de horas, después de lo cual se meten en el horno precalentado a 250ºC y se crea un golpe de vapor vertiendo medio vaso de agua  en la bandeja metálica -yo meto unas piedras volcánicas que tengo dentro de la bandeja-. A los 10 minutos se baja la temperatura a 220ºC, se retira la bandeja del agua y se deja cociendo unos 25 minutos más. Si se quiere una corteza más crujiente, se deja el pan dentro del horno con la puerta entreabierta unos 20 minutos más. 
 
Iban, no sé si verás esta entrada, decirte que este pan...fantástico. Seguiré con tus consejos.

30 de junio de 2014

LECHE FRITA - RETO TIA ALIA

Gracias al reto de Tia Alia me he liado la manta a la cabeza para hacer -por fin- la leche frita. Es la primera vez que hago este postre porque, muchos sabéis, que la leche frita la suele hacer mi amiga Juanita. En su día me facilitó la receta -supongo que con segundas para que me acostumbrara a hacerla yo pero es que le sale tan ricaaaaaaaaaaaaaaa. Así que cuando Carmen nos planteó este reto dulce no lo dudé ni un momento. Hay alguna diferencia con la receta de Tia Alia que, como siempre, nos lía un poco con las cantidades, como con el azúcar....jejeje "al gusto"... y eso ¿como se calcula para cuatro yemas y tres cuartos de leche?. Ahí van las dos recetas, cualquiera de ellas fantástica. Leedlas detenidamente y decidid o, como yo, probad las dos:


Ingredientes: 1 litro de leche, 12 cucharadas soperas no muy llenas de harina de maiz, canela en rama (2), corteza de limón, 8 cucharadas soperas de azúcar, 1 nuez de mantequilla, harina y huevo para rebozar y mezcla de azúcar y canela para espolvorear.



Preparación: Se reserva un poco de leche para disolver la harina y el resto se pone a calentar con la canela, el limón y el azúcar. Cuando esté muy caliente, se retira del fuego, se saca la canela y el limón y se echa la harina de maíz disuelta, se vuelve a poner en el fuego moderado sin dejar de remover. Cuando se espese se retira y se echa la mantequilla y se remueve un rato.


Esta mezcla se vuelca en una fuente que habremos tenido en el congelador previamente. Cuando la crema esté fría, se corta en trozos, se reboza en harina y huevo y se fríe con bastante aceite cuando esté caliente, después se coloca en papel de cocina para que absorba el aceite sobrante y se espolvorea una mezcla de azúcar y canela o simplemente con canela.



                                                 Quedó una crema suave, fina....deliciosa


 
                                   Dos bandejas redondas grandes y cuatro trozos más......

20 de junio de 2014

RED VELVET CAKE

Hacía tiempo que le tenía ganas a esta tarta y es lo suficientemente sencilla como para animarse rápidamente. De presencia ya sabéis que es espectacular aunque no salga perfecta. Si no se nos da muy bien cubrirla con el frosting, podemos hacer aguas con las puas de un tenedor sobre el frosting y queda, también, espectacular. Asi que no hay excusa para no hacerla. Ahí va la receta:


Ingredientes para los bizcochos: 125 grs de mantequilla pomada, 275 grs de azúcar, 2 huevos, 280 grs de harina de repostería, 15 grs de cacao en polvo, 1 cuharadita de levadura tipo Royal, 1 cucharadita de bicarbonato sódico, 1/4 de cucharadita de sal, 240 ml buttermilk (o 230 leche + 10 de zumo de limón o vinagre), colorante rojo 2 cucharaditas (yo utilizo en polvo), 1 cucharadita de vinagre de manzana, 1 cucharadita de extracto de vainilla.
 

Preparación de los bizcochos: Se precalienta el horno a 170º. Se preparan tres moldes de 20 cm engrasados y con papel de hornear en la base. Se tamiza  en un bol la harina, el cacao, la levadura, el bicarbonato y la sal. Se reserva.
Se mezcla el buttermilk , el extracto de vainilla y el vinagre. Se reserva.
Se bate la mantequilla con el azúcar, hasta que haya blanqueado y se consiga una mezcla esponjosa. Se añaden los huevos uno a uno. Hasta que no esté bien incorporado uno no se echa el otro. Batiendo un minuto aproximadamente cada huevo.
Se añade a esta mezcla los ingredientes secos en tres veces y los líquidos en dos veces....empezando y terminando por los secos. Echar el colorante en la primera tirada de secos.
Se divide la masa por igual en los tres moldes. Yo lo voy calculando con un cazo sopero. Se alisa la parte superior con una espátula y se hornean durante 25-30 minutos o hasta que al insertar un palillo éste salga seco y limpio.
Se dejan enfríar los moldes sobre una rejilla unos 12-15 minutos. Después se sacan los bizcochos de los moldes y se dejan enfríar sobre una rejilla boca abajo durante una media hora o un poco más.
Cuando se hayan enfriado del todo, los envolvemos con papel film por separado y los dejamos reposar en la nevera durante toda la noche en la que se habrán asentado el sabor y la textura del bizcocho.
 
 
Ingredientes frosting de queso crema: 125 grs de mantequilla pomada, 270 grs de queso tipo philadelphia frío de la nevera, 375 grs de azúcar glass (500 grs receta original - me parece demasiado dulce), dos gotas de colorante blanco, 1 cucharadita de extracto de vainilla incolora (yo no tenía y eché el extracto normal).


Preparación frosting: Se bate la mantequilla pomada y el azúcar glass durante unos 3 minutos hasta que la mantequilla haya blanqueado y esté cremosa. Se añade el queso frío y se bate hasta que esté incorporado. Se añade el extracto de vainilla y el colorante blanco (no es imprescindible). Se deja enfriar un par de horas o menos en la nevera hasta que se asiente un poco antes de utilizarlo. Mirad antes de esas dos horas porque a veces endurece antes de tiempo y luego es difícil de extender. Tendríamos que esperar a que se atemperara otra vez la crema.

 
Es largo el proceso pero si te lo preparas todo con tiempo lo organizas en un pis-pas.

15 de junio de 2014

គ្រាប់រ៉ុក្កែត_ ENSALADA CAMBOYANA - COCINAS DEL MUNDO: CAMBOYA

Bandera de CamboyaEste mes en "Cocinas del Mundo" vamos a viajar a Camboya de mano de Concha del blog Cocina y Aficiones. Y voy a continuar en mi línea de ensaladas -al final voy a especializarme en ellas, jejeje- y más que nada porque estaba buscando a la vez alguna idea de ensalada para cenar y un plato de gastronomía camboyana. En esas dos cosas estaba pensando y brujuleando por la "red" cuando saltó esta frescura de receta. Es una ensalada como de "estar por casa", nada sofísticada pero no menos deliciosa. Tenía todos los ingredientes así que me puse manos a la obra y así quedo. El nombre de esta ensalada en jemer es  គ្រាប់រ៉ុក្កែត . 
 

Comprobaréis en este viaje que la gastronomía camboyana o jemer es muy variada, es de mucha verdura, muchas hortalizas, mucha fruta...en fin, para mí una delicia. Tiene influencia de las tradiciones culinarias chinas e indias. De la India aprendieron a combinar las especias. En Camboya se utiliza habitualmente jengibre, canela, cardamomo, cilantro, tamarindo o cúrcuma a los que se unen a ingredientes frescos autóctonos. De China aprendieron la cocina al vapor y la cocina en wok, la utilización de la salsa de soja y de los fideos. Otra influencia proviene de Francia, que convirtió Camboya en protectorado a mediados del siglo XIX hasta que se independizó en 1953; se quedaron con sus técnicas para hornear pan. Gracias a los comerciantes portugueses y árabes empezaron a utilizar productos traídos de América.
Debido a esta variedad de influencias, la camboyana es una gastronomía en la que se muestran platos protagonizados por frutas, pescados, verduras, mariscos, hierbas y especias del país. El arroz es muy importante en la dieta camboyana y se utiliza como  plato principal tomado con verduras, ensaladas, salteados, estofados o currys. El pescado tanto de mar como de río es, también, un ingrediente muy utilizado en la cocina de Camboya. Y ya os voy a indicar como se procede a elaborar esta sencilla ensalada...

Ingredientes: Rúcula, 100 grs de queso tipo roquefort (la influencia francesa que comentábamos) o cualquier queso azul o fuerte serviría, 100 grs de aceitunas preferentemente negras (yo verdes), 1 tomate rojo grande o un puñado de tomates pequeños tipo cherry, 2 chalotas, sal, pimienta negra, aceite de oliva y zumo de limón.



Preparación: Se esparce la rúcula y los tomates a trozos por una fuente. Se echa el queso partido en trozos desiguales, las aceitunas sin hueso y en trozos, las chalotas cortadas en juliana. Se mezclan todos estos ingredientes y, en el momento de servir se salpimenta, se echa un chorro de limón y el aceite de oliva. Se remueve todo y a la mesa.



Cada mes, enviad los enlaces de vuestras recetas
 al correo del blog anfitrión.
El próximo mes: La cajita de Nieves y Elena
lacajitadenieveselena@gmail.com 
Comprobad en su post de hoy 
 el país al que vamos a viajar el próximo mes.


Fuentes consultadas: Wikipedia, Food&Chic, Arecetas