26 de mayo de 2016

SALSA CARUSO

Esta salsa es una salsa para pasta aunque con un buen filete de carne a la plancha no le diría yo que no. Su origen es uruguayo, la historia es curiosa -no siempre corresponde el nombre a lo que esperamos de las cosas-, os dejo este enlace aquí para vuestra información. Y ésta es mi versión de la receta:



Ingredientes: 50 grs de mantequilla, 125 grs de champiñones en láminas o un bote de champiñones partidos en láminas, 1 cucharada de postre bien colmada de harina de maíz, 1 cucharada de postre plana de extracto de carne -tipo Bowril-, 120 ml de leche, 150 ml de nata líquida para cocinar -de unos 18ºMG o nata vegetal-, 80 grs de jamón cocido en tacos pequeños y 50 grs de queso parmesano rallado.


Preparación: Se derrite la mantequilla en una sartén y se cocinan los champiñones -dependiendo de lo que se haya elegido se tardará un poco más o un poco menos en saltearlos pero el tiempo va de 4 a 7 minutos-. Se agrega la harina de maízy se mezcla bien con los champiñones. Se agrega la leche, la nata y el extracto de carne. Se deja cocer a fuego medio -tirando a suave- revolviendo de vez en cuando durante unos 8 minutos. Es mejor vigilar porque lo que tenemos que esperar es a que empiece a espesar y a veces ocurre antes. Y no hay que dejar que espese mucho porque cuando se añada el queso rallado y empiece a fundirse  terminará de coger la consistencia que se quiere.
Se retira del fuego se añade el jamón, el queso...se remueve todo para que se integren todos los ingredientes y ya está lista para su uso.

23 de mayo de 2016

TARTA DE MANZANAS AL MICROONDAS

No siempre se tiene tiempo para hacer o intentar hacer grandes elaboraciones. Ésta es una tarta muy fácil de hacer, además de rápida. Se puede tomar fría o caliente servida con nata líquida. Y la receta es así de sencilla:


Ingredientes: 700 grs de manzanas reineta o golden, 100 grs de azúcar, 2 huevos grandes, 30 grs de mantequilla, 2 madalenas, leche (la cantidad necesaria para empapar bien las madalenas), canela en polvo -al gusto-.
Para el caramelo: 50 grs de azúcar y una cucharada sopera de agua o caramelo líquido tipo ROYAL. 



Preparación: Se pelan y trocean las manzanas. Se ponen en un recipiente apto para microondas con la mitad del azúcar, la mantequilla y la canela; se tapa, se introduce en el microondas, en principio 7 minutos. Al pasar este tiempo, se comprueba que estén tiernas si no es así se va poniendo en tandas de 3 minutos hasta que lo estén -dependiendo de la madurez de las manzanas tardarán más o menos.
En el molde que se vaya a utilizar se ponen 50 grs de azúcar y una cucharada sopera de agua y al microondas, máxima potencia 1 minuto, vigilando que no se queme. Esto se puede sustituir con el caramelo líquido tipo ROYAL. Damos vueltas al recipiente para que el caramelo bañe los laterales y reservamos.
En otro bol se desmigan las madalenas y se bañan en la leche que estará caliente -que no haya exceso- se echa la otra mitad del azúcar, las manzanas con su jugo y se remueve.
Cuando está mezcla haya perdido temperatura se añaden los huevos y se mezcla bien (si nos hubiéramos excedido con la leche, echamos otro huevo). Toda esta mezcla la volcamos en el recipiente que teníamos reservado con el caramelo y al microondas unos 8 minutos.
Se comprueba con una aguja o palillo que salga "limpio". Si es necesario se mete un par de minutos más, pero hay que tener en cuenta que con el calor que tiene se puede terminar de hacer. Esperamos que se temple y a la nevera.

15 de mayo de 2016

POLLO AL CURRY ROJO - COCINAS DEL MUNDO - TAILANDIA


Cuando nuestra amiga Marga del blog Acibecheria nos propuso Tailandia para este nuevo viaje de Cocinas del Mundo recordé lo variada que es la cocina tailandesa y la cantidad de recetas que teníamos para elegir....todas me venían bien y me parecían deliciosas, algunas de ellas un clásico en mi cocina pero al final elegí una que, en sus ingredientes, llevaba leche de coco...me encanta, da un sabor a los guisos espectacular.
En Tailandia hay abundancia en albahaca, cilantro, hierba limonera, jengibre, ajo, lima, chiles...todos ellos imprescindibles para elaborar las maravillosas pastas de curry que yo suelo comprar hecha pero que en los hogares tailandeses se hace en casa.
Estas hierbas unidas a las frutas y verduras exóticas -piña, coco, pack choy (col china que se asemeja a la acelga),...- configuran el aroma de la gastronomía de este país. Además del aporte proteínico del pescado y la carne de pollo, tenemos el arroz como ingrediente fundamental.
En Tailandia se pueden ver puestos de comida callejera durante todo el día pero la comida principal familiar se hace al anochecer. Normalmente se ponen todos los platos a la vez alrededor de una gran fuente de arroz y la posición de esos platos es muy importante: frente a un plato suave se pone otro picante; frente a un alimento asado estará otro cocido.. todo está en equilibrio. Los ingredientes de todos los platos se pican previamente para hacerlos en el wok, de esta forma se acorta mucho el tiempo de elaboración. Se come con cuchara y tenedor aunque a la boca solo se lleva la cuchara y los palillos solo se utilizan para determinados platos de pasta.
En esta ocasión he decidido hacer un pollo al curry rojo con tomates cereza y aquí tenéis mi receta:




Ingredientes: Dos pechugas de pollo enteras -unos 600 grs-, 175 grs de tomates cereza, 200 grs de piña, 2 tallos de hierba limonera, 1 o 2 cucharadas de pasta de curry roja, 400 ml de leche de coco, 1 cucharada sopera de azúcar moreno, 3 cucharadas de salsa de pescado, 2 cucharadas de zumo de lima.


Preparación: Lavar las pechugas de pollo, secarlas con papel de cocina y cortarlas en cubos de 1cm. Lavar los tomates y reservar. Cortar la piña en trozos pequeños y reservar. Lavar y picar finamente la hierba limonera desechando las hojas duras.
Calentar el aceite en el wok o sartén, se echa la pasta de curry y se sofríe unos segundos. Seguidamente se añade la leche de coco y se deja cocer a fuego medio. Se incorpora la hierba limonera, el azúcar, la salsa de pescado, el zumo de lima y se remueve bien.
Se añade el pollo, la piña y se deja cocer unos cinco minutos a fuego medio sin tapar. Pasado ese tiempo se incorporan los tomates y se dejan calentar otros cinco minutos y listo para comer.


Notas: Utilice piña en almíbar natural y la salsa de pescado la sustituí por salsa de ostras. Este plato, como no puede ser de otra manera, se acompaña de arroz. En mi caso utilicé de la variedad basmati.


Y ahora pasad, si no lo habéis hecho ya, a visitar a Teresa del blog Casa Tere para descubrir cual es el país de destino de nuestro próximo viaje. Seguro que es muy interesante....enviad los enlaces de vuestras recetas a su correo electrónico: teresaencasatere@hotmail.com

2 de mayo de 2016

ÄLPLERMAGRONEN - Macarrones de los Alpes con compota de manzana

Por fin voy a publicar esta receta suiza. Os acordaréis que, el pasado 17 de abril viajamos con "Cocinas del Mundo" a Suiza, viaje que tenía que organizar yo. Cuando empecé a recibir los enlaces de las recetas participantes me di cuenta que muchos habíamos decidido hacer este plato así que cambié de tercio como se dice en el lenguaje taurino.
La gastronomía suiza me fascina y en mi investigación de ella realicé varias recetas así que no me costó nada publicar otra ese día; pero no podía dejar de pasar más tiempo sin que esta receta esté por aquí para quien la quiera.
He de decir que busqué la receta porque tenía idea de cómo se hacía pero el tema de cantidades no lo tenía nada claro. Así que aquí la tenéis:


Ingredientes: 2 patatas medianas cortadas en cubos de unos 2 cms., 250 grs de macarrones, 200 grs de queso gruyere, 200 ml de nata 35% mg,1 cucharadita de nuez moscada, sal y pimienta.
Ingredientes para los aros de cebolla: 2 cebollas cortadas en aros, 2 cucharadas de harina, mantequilla para freír.
Ingredientes para la compota de manzana: 1kg de manzanas -yo reineta-, 200 ml. de agua, 3 cucharadas soperas de azúcar, 2 cáscaras de limón finas y 2 cucharadas de zumo de limón.



Preparación de la cebolla:
Se rebozan los aros de cebolla en harina, se sacuden, y se fríen en mantequilla. Una vez tostada, se pasa a un plato con papel de cocina y se reserva.
Preparación de la compota: Se pone en una cazuela la manzana pelada y cortada en trocitos, se añade el agua, el azúcar, las cáscaras de limón bien finas -sacadas con un pelapatatas- y el zumo de limón. Se lleva a ebullición, se pone a fuego más bien lento durante una media hora aproximadamente. Se puede hacer de previo (el día anterior; yo siempre suelo tener compota de manzana en la despensa) y luego calentar.
Preparación:
Se precalienta el horno a 100º y se va calentando el molde donde se va a montar el plato. Se ralla el queso y se reserva. Se cuecen las patatas unos 10 minutos. Entonces hay que calcular el tiempo de cocción de la pasta. Yo utilicé fricelli -algo parecido a los macarrones- que tardan más en cocerse (20 mts.). Así que a los 10 minutos de estar cociendo la pasta, eché la patata. Pasados los 10 minutos de cocción de todo el conjunto -más o menos- después de echar la patata se retira todo, se cuela y se reserva en un recipiente y se vierte la nata, un poco de sal y de pimienta y la cucharadita de nuez moscada. Se revuelve todo con cuidado. Se saca el molde o fuente del horno y se van haciendo capas de pasta con patata y el queso rallado. Empezando y terminando con queso.
Se hornea unos 10 minutos o hasta que se vea el queso fundido.


Notas: Es un plato calórico y adictivo. Yo soy incapaz de comer solo un poco.  Pronto publicaré alguna otra receta suiza.... me ha encandilado la cocina de este país pero, por favor, probad ésta si no la conocíais ya de antes, no os defraudará.




17 de abril de 2016

BASLER LECKERLI - GALLETAS DE BASILEA COCINAS DEL MUNDO_SUIZA


Esta vez me tocó a mí, a La cocina de Mar, elegir país y tenía varías opciones interesantes pero terminé pensando en estas galletas que conozco desde hace....muchos años. Recuerdo como si fuera ayer que las traían unos amigos que vivían entonces en Suiza y las compartían alrededor de un café en su casa.
¿Por qué he decidido viajar a este país? Suiza... pues hay varias razones, además de las obvias de ese magnífico país con unos paisajes magníficos....lagos, montañas interminables, historia, actualidad,.... familia y amigos viviendo allí, magníficos recuerdos de viajes por esas tierras, descubrimiento de una gastronomía espectacular... y sencilla a la vez. También porque había países que empezaban con esta letra que tenían una gastronomía muy parecida a la de otros a los que hemos viajado ya.... y seguro que tengo alguna otra razón escondida por ahí pero vamos ya a centrarnos en esta receta que voy a presentar. Ésta ha sido una edición de Cocinas del Mundo espectacular y con un criterio bastante unitario. No me esperaba tanta y tan buena participación. Busqué la receta porque no tenía idea de cómo ni de qué cantidades pero sí recordaba la explosión de sabores en la boca en cada bocado y que era muy difícil comerse la última, al final nos terminábamos siempre la caja.
Así que aquí tenéis mi versión de las Basler Leckerli:


Ingredientes para una plancha del tamaño de la bandeja del horno:   450 grs de miel, 300 grs de azúcar, 1 1/2 cucharada sopera de canela en polvo, 1/4 cucharadita de clavo en polvo, 1/2 cucharilla de nuez moscada molida, 100 grs de cáscara de naranja confitada, 100 grs de cáscara de limón confitada, 200 grs de almendras crudas, la piel fina de un limón, 100 ml de kirsch (licor de cerezas), 600 grs de harina, 1 1/2 cucharilla de levadura en polvo -tipo Royal-.
Ingredientes para la cobertura: 150 grs de azúcar, 3-5 cucharadas soperas de kirsch o de agua.


Preparación: Se pican muy pequeño las cáscaras de naranja y limón; en un mortero se machacan las almendras dejando trozos grandes. La piel del limón se corta en tiras muy finas. Se pone la miel, el azúcar, la canela, el clavo y la nuez moscada en una cazuela y se calienta a fuego lento. Cuando esté todo disuelto se retira del fuego. Se agregan las cáscaras de naranja y limón confitadas, las almendras y las tiras de la piel del limón. Se revuelve todo hasta que quede bien mezclado. Momento en el que se añade el kirsch, la harina y la levadura -previamente tamizadas-, y se amasa en una tabla grande formando una masa suave. La masa todavía estará caliente y la estiraremos -si es necesario se ayuda con las manos-, en la bandeja del horno engrasada o sobre un papel vegetal en la bandeja del horno, de un grosor de unos 5 milímetros. Una vez estirada se deja en reposo toda la noche o unas 6 horas en lugar seco.
Al día siguiente o pasadas las horas indicadas se precalienta el horno a 220º, alcanzada la temperatura se mete la bandejas con la plancha de galleta durante 15-20 minutos. Se mezclan los ingredientes de la cobertura y cuando se saque la galleta del horno, antes de que se enfríe, se "pinta" por encima.
Cuando atempere, se cortan los bordes y se corta la plancha en pedazos pequeños (5x3cm o 2x1'5cm), se dejan enfriar y listas para comer.

Notas:
  • Al principio estiré la masa con el rodillo pero terminé estirando y recolocando la masa con las manos.
  • Si a la cobertura le echamos kirsch el sabor es mucho más rico.
  • Los bordes se trocean en pequeño y sirven para picoteo con el café de sobremesa pero nunca tirarlos.
  • Duran mucho tiempo envasadas en cajas de metal separadas por papel vegetal.
  • Esta cantidad da para "muuuchas" galletas por lo que se pueden ajustar las medidas a la mitad. Pero ya puestos siempre puedes regalar una cajita a un amigo-a.



Y ahora os dejo los enlaces de los demás platos con sus fotografías.....todo un lujo

Y después de haber visto esta delicia, deciros que os paséis a ver a Marga -si no lo habéis hecho antes-, a su blog Acibechería para saber a donde vamos a dirigirnos en el próximo viaje el 15 de mayo, festividad de San Isidro. Acordaos de enviarle vuestras recetas antes de esa fecha a su correo electrónico: acibecheria@gmail.com




































Y para terminar hemos tenido que ir a rescatar a nuestra amiga Nela....se nos había ido un poco más al norte y ha estado de viaje por otro interesante país así que aquí tenéis su receta aunque no corresponda a Suiza sino a Suecia..... es que no nos la podíamos perder ni a su receta ni a ella.




Y sa fí....gracias a todossssssssss


 

6 de abril de 2016

TORTITAS AMERICANAS - PANCAKES

Hace mucho tiempo hacía tortitas para desayunar o merendar pero un buen día mi hijo mayor, hace pero que muchos años, me enseñó un libro de texto de inglés en el que aparecía una receta de tortitas pero que en realidad eran crepes y, claro, la mami estuvo con él haciendo la receta que se lo habían mandado en clase....pues desde entonces esta receta es la que hemos utilizado pero siempre decimos que "la próxima hacemos tortitas". Pero ya se ha acabado el solo hacer crepes, voy a recuperar la receta de las tortitas. Y aquí tenéis mi versión de la receta:


Ingredientes: 250 g de harina, 350 ml de leche, 2 huevos L, 1 cucharadita de levadura en polvo tipo Royal, 1 cucharadita de sal, 2 cucharillas de azúcar glas y 20 grs de mantequilla derretida.


Preparación: Se coloca en un bol la harina, la levadura, la sal, el azúcar y los huevos. Se vierte la mitad de la leche y se bate, preferentemente, con batidora eléctrica de varillas. Se va incorporando más leche y se sigue batiendo hasta conseguir una masa no demasiado espesa, ya sabéis. Se añade la mantequilla derretida y se bate para unificar dejando reposar 30 minutos.
Se engrasa una sartén en el fuego con un trozo de mantequilla. Se limpia el exceso con un papel de cocina que se reservará para engrasar la sartén entre una tortita y otra.
Se pone una medida de masa, puede ser un cazo -para que nos salgan más o menos del mismo tamaño-, y se extiende por la sartén. Cuando empiecen a salir burbujas en la masa se le da la vuelta. Así hasta terminar con la masa. Se disponen una encima de otra para conservar el calor.
Ahora ya solo queda pensar con qué las tomas....chocolate, caramelo, leche condensada, dulce de leche, mermelada, nata...... 



30 de marzo de 2016

SOLOMILLO IBERICO CON FRITADA DE SUFLI

El pasado mes de febrero Rosalía, Ana, Elena y Nieves, amigas blogueras, convocaron a diferentes blogs gastronómicos a una comida. Muchas gracias por la organización. Sé, por experiencia, que es bastante difícil coordinar todo para que salga perfecto, otra vez gracias.
Nos dijeron que lleváramos un ingrediente para hacer una receta, en principio secreto, para intercambiarlos entre nosotros. A mí me "tocó", en ese intercambio, una lata de fritada de Suflí. No dudé en ningún momento en preparar alguna receta con carne. Así que aquí tenéis mi receta:

Ingredientes: 1 solomillo de cerdo ibérico, 1 lata de fritada picante de Suflí, 25 grs de piñones, aceite, sal y pimienta.  
Ingredientes para el adobo: 1 cucharadita de pimentón dulce, 1 cucharada de miel y un chorretón de aceite.

Preparación del adobo:  Se mezclan los ingredientes en un cuenco y se embadurna la carne con ello. Se deja macerar unos 20 minutos.
Preparación: Se sofríe el contenido de la lata de fritada con un par de cucharadas de aceite y una cucharadita rasa de sal. Mientras que se está haciendo, se corta el solomillo en filetes, se salpimenta y se dora en una sartén grande donde quepa todo. En la misma sartén, con la carne, se le da una vuelta a los piñones y se vuelca encima la fritada que prácticamente estará hecha, movemos la cazuela para que quede todo unificado y dejamos cocer unos diez-doce minutos a fuego lento. Y listo para comer.  

NOTAS: Normalmente este tipo de guiso se acompaña con patatas fritas  pero el arroz blanco  es, también, una buena opción.

20 de marzo de 2016

TRIESKÁ ZAIECHÓNNAYA v MOLOKE - BACALAO EN LECHE - COCINAS DEL MUNDO: RUSIA

Cuando La cajita de nieveselena propuso Rusia como siguiente destino del reto de Cocinas del Mundo, me acordé de que hace no mucho había caído en mis manos un libro de gastronomía rusa...una locura de libro, disfruté de él muchísimo porque, además de gastronomía, hablaba de otros ámbitos de ese maravilloso y extenso país en el que se pierde la vista sobre extensiones sin fin. Un estado plurinacional donde a la misma hora una familia rusa en Kaliningrado está desayunando a base de bollería, mantequilla, mermelada...y otra, a las orillas del mar de Bering está cenando un pescado seco acompañado con hígado de foca crudo...están separados por 10.000 kms donde existen 12 husos horarios y varias zonas climáticas. Esto nos lleva a disfrutar no solo de una basta gastronomía sino también de una gran cantidad de paisajes donde existen muchos pueblos y nacionalidades con un territorio e historia comunes. En la mesa rusa podemos disfrutar de unas magníficas pirogui, seña de identidad de una casa rusa junto a su horno, de los zakuski, los pelmeni, el caviar, el vodka... y los bliny....qué delicia..
Me he dado cuenta de que, a pesar de comer mucho pescado en casa, no tengo muchas recetas publicadas....así que, en esta ocasión, me he decantado por el pescado. Y aquí tenéis mi receta:


Ingredientes: 2 cebollas medianas cortadas en aros, 750 grs de filetes de bacalao, 300 ml de leche, 2 cucharadas de mantequilla, sal y pimienta.
Ingredientes para la salsa: 300 ml de leche, 75 grs de harina, 1 cucharada de azúcar, 1 yema de huevo y sal.


Preparación: Se escalda la cebolla en un poco de agua. Se corta el pescado en porciones y, en una cazuela, se alternan capas de cebolla escaldada y de bacalao, salpimentando cada capa. Se cubre con la leche que se habrá calentado previamente, se añade la mantequilla y se deja cocer a fuego muy lento unos 20 minutos.
Mientras tanto, se bate la harina con la leche y se lleva a ebullición sin dejar de remover durante unos 10 minutos a fuego lento. Una vez pasado este tiempo se añade el azúcar, la sal y, por último, la yema batida. Se vierte esta salsa sobre el pescado  y se deja hervir unos minutos para unificar sabor y salsa.
Se puede servir acompañado de puré de patatas, patatas cocidas o judías verdes.

Notas: Me animé a hacer esta receta con perca, y el resultado también es muy bueno.
Utilicé cebolla dulce y la corté muy fina con la mandolina obviando el paso de escaldarla, quedó muy bien.

Y para la próxima cita me toca a mí elegir destino de viaje así que abrigaos que nos vamos a Suiza y todavía hace frío por esas tierras. Veréis en el momento que le deis un vistazo a su gastronomía, vais a querer hacer muchas recetas y os va a costar trabajo elegir solo una.
La publicación será el próximo domingo 17 de abril y tenéis que
enviar vuestro enlace y fotoLa cocina de Mar al correo electrónico: mmelias833@hotmail.com
Nos vemos pronto y a disfrutar del viaje.

14 de marzo de 2016

CASCARAS DE CITRICOS CONFITADAS

Últimamente ni tengo tiempo ni tengo muchas ganas de cocinar para "hacer despensa". Ha habido unas cuantas cosas que no he envasado este año y una de ellas eran las cáscaras de cítricos confitadas. Cuando fui a hacer unas galletas que las necesitaban.... qué rabia me dió, así que me puse a confitar cáscaras de naranja y de limón para poder hacerlas, receta que publicaré más adelante, y para guardar. Estas cáscaras se pueden utilizar, además de para galletas y bizcochos, para adorno del Roscón de Reyes, por ejemplo. Además de ser un perfecto "picoteo dulce".

Ingredientes: 3 naranjas grandes, el peso de las cáscaras, una vez secas, en azúcar y en líquido (1/3 en zumo y el resto agua).

Preparación: Lo primero de todo, hay que limpiar las naranjas con el cepillo que se tenga reservado al efecto. Se hace zumo con ellas, que se reserva porque parte servirá para la receta. Se quita toda la pulpa que queda pegada en la cáscara -utilizo la cuchara metálica de sacar bolas de helado- intentado no quitar nada de la parte blanca. Una vez limpias se ponen las mitades en remojo en agua fría poniendo peso encima para que no floten y se tienen así un día entero.

Pasado ese tiempo se escurren bien se cortan en tiras de unos 6 mm de ancho. Se ponen en un cazo con agua fría, se enciende el fuego y cuando empiece a hervir el agua se escurren y se meten en un bol de agua con hielo para conseguir mantener el color vivo.
Toda esta operación se hace dos veces más.
Una vez terminados los tres escaldados, se ponen las tiras a escurrir en un colador grande y se secan bien con un trapo limpio de algodón o con papel de cocina.
Se pesan las cáscaras y se pesa el resto de los ingredientes según el de las cáscaras.
Se pone el azúcar y los líquidos en un cazo y se lleva a ebullición hasta que el termómetro llegue a los 110º. Si no tienes termómetro espera unos 5 minutos teniéndolo a fuego medio-fuerte.
Entonces se echan las cáscaras de naranja y cuando empiece a hervir se baja el fuego -lento- durante 35 minutos, más o menos. Se retiran del fuego y se dejan enfriar unas 3 horas. Esta operación se hará 2 veces más.
Casi no queda líquido. Hay que vigilar que no se queme.
Se sacan las cáscaras con mucho cuidado para que no se rompan y se extienden sobre una rejilla.
Hay dos opciones para que sequen bien: o dejarlas al aire durante 2 ó 3 días o secándolas en el horno a 50º de temperatura durante unas 4 horas. También se puede acortar el tiempo de secado si se rebozan con azúcar y se dejan al aire.

Notas: Para presentación, unas las rebozo en azúcar normal, otras las paso por azúcar glas y otras las dejo tal cual quedan después de secarse.
Ésta es una receta que lleva tiempo pero, bien organizado, no es nada pesada de hacer, cunde mucho y se puede utilizar para muchas recetas.
En este caso he hecho naranjas y limones pero con cualquier cítrico es válida esta receta.